Ricardo Piglia

Ricardo Piglia (Adrogué, 1940- Buenos Aires, 2017) es unánimemente considerado un clásico de la literatura actual en lengua española. Publicó en Anagrama sus cinco novelas, Respiración artificial, La ciudad ausente, Plata quemada (llevada al cine por Marcelo Piñeyro; Premio Planeta Argentina), Blanco nocturno (Premio de la Crítica, Premio Rómulo Gallegos, Premio Internacional de Novela Dashiell Hammett y Premio Casa de las Américas de Narrativa José María Arguedas) y El camino de Ida; los cuentos de Nombre falso, La invasión y Prisión perpetua; y los textos de Formas breves (Premio Bartolomé March a la Crítica), Crítica y ficción, El último lector y Antología personal, que pueden ser leídos como los primeros ensayos y tentativas de una autobiografía futura, que cristaliza en Los diarios de Emilio Renzi, divididos en tres volúmenes. Piglia fue galardonado también con el Gran Premio de Honor de la Sociedad Argentina de Escritores, el José Donoso, el Iberoamericano de Narrativa Manuel Rojas, el Konex y el Premio Formentor de las Letras.

 

ACTA DEL JURADO 2015

El jurado del Premio Formentor, constituido por Marta Sanz, Félix de Azúa, José Ángel González Sainz, Darío Villanueva y Basilio Baltasar, después de comentar y evaluar la idoneidad de los candidatos presentados por los miembros del jurado, ha decidido conceder al escritor Ricardo Piglia el Premio Formentor de las Letras 2015.

El escritor argentino Ricardo Piglia es autor de una obra narrativa que se desenvuelve armónicamente entre la oralidad, la cultura popular y la tradición literaria más exigente. Situándose por encima del proceso de desliteraturización que padece la novelística actual, Piglia vuelca en su obra el poso de un ferviente lector, la mirada de un crítico literario perspicaz y el conocimiento de un teórico de la literatura.

Fundiendo conocimiento y fabulación, teoría literaria e historia, la realidad y sus relatos, Ricardo Piglia experimenta con los géneros y sus límites para ejecutar un atlético y desacomplejado ejercicio de alta literatura que remite a un lugar más allá del propio lenguaje: la crónica negra y poco complaciente de una Argentina trágica.

La obra de Ricardo Piglia orquesta como pocas un homenaje a la diversidad y traducibilidad de los relatos del mundo, y ha elevado a rango estético de primera magnitud el hablar de literatura y departir de escritores, reficcionalizando obras, autores, anécdotas o azares con rara maestría y refinado espíritu.

Exponente de la metamorfosis de géneros literarios que de nuevo lleva a cabo la novela, la obra de Piglia reflexiona sobre la relación entre los procedimientos de la ficción y la historia política contemporánea. Su literatura es además un juego narrativo en donde lo dicho adquiere tanto relieve como lo omitido, y en donde la elipsis, la alusión y el enigma renuevan la relación del lector con su propia biografía, cuestionando así la drástica separación que suele hacerse entre verdad y ficción.

El jurado quiere destacar el talento, el ingenio y la audacia con que ha sabido sostener ese universo paralelo de lo literario en el que por fortuna aún podemos vivir gracias a escritores como Ricardo Piglia.

Por todo ello, el jurado ha decidido concederle el Premio Formentor de las Letras.

Formentor, 7 de junio de 2015