Ficha técnica

Título: Yo naci con la infamia. La mirada vagabunda | Autor: Juan Cueto | Edición: Juan Cruz | Editorial: Anagrama | Colección: Argumentos | ISBN: 978-84-339-6347-5 | Precio: 19.90 euros | Nº de páginas: 302

Yo nací con la infamia. La mirada vagabunda

ANAGRAMA

Aunque el concepto de cultura, ligado a la civilización y al progreso, fue variando sucesivamente en el tiempo, se asocia cada vez más con la innovación, la tecnología, las nuevas perspectivas y, sobre todo, con el nuevo conocimiento. El mundo es cada vez más complejo y la cultura tiene que ver con esa complejidad que no entiende de masas o de uniones sino de mezclas. No hay fronteras entre las letras y las ciencias, y entre los eruditos y los que no lo son. La cultura entendida como un cúmulo de actividades ya pasó a otra dimensión. En la actualidad, sus contenidos se manifiestan en múltiples soportes, triturando las fronteras y surgiendo nuevos modos de idear, producir, consumir, difundir y entender los hechos culturales.
Ello no hubiera sido posible sin la presencia decisiva y el espectacular desarrollo de los medios de comunicación de masas, la capacidad y consolidación de la informática y el impacto de las TIC en los comportamientos sociales, alimentado por la rapidez del proceso de cambio tecnológico. Así se refleja en este libro.

Juan Cueto, comunicólogo, periodista y escritor, fue columnista en El País desde su fundación y colaborador habitual de Triunfo, Fotogramas, etc., profesor de Filosofía en la Universidad de Oviedo, y creó y dirigió durante diez años los Cuadernos del Norte, un gran referente cultural. Fue responsable de la creación e implantación del Canal + en España, asesor de programación en Telepiù en Italia y director de programas de la División Internacional de Canal + Francia.

Como periodista, inventó, allá por los años 70, la crítica televisiva, algo que en ese momento resultaba arriesgado y rompedor. Cueto utiliza los resplandores de la tele para hablar o reír de otros asuntos, con la idea de que la televisión (a través de los telediarios, publicidad, series) resume las características de la cultura contemporánea. Desde el otro lado de la pantalla, en Canal + y las primeras cadenas temáticas por satélite, aportó innovación, diversión, modernidad y un gusto especial y cuidado por la estética, lo cual fue una verdadera revolución en este país.

Las crónicas de cine muestran la creciente importancia de este arte como elemento vertebrador de la sociedad moderna. Los comentarios sobre Gary Cooper, Woody Allen, los festivales de Cannes o películas como Blade Runner o Taxi Driver son textos literarios relacionados con las ideas, pero también pretextos para viajar por la actualidad y modernidad cultural de nuestro tiempo.

Y, para terminar, un análisis lúcido y original de los cambios sociales experimentados durante la convulsa transición española, cuyas connotaciones ideológicas y culturales pueden detectarse aún actualmente.

En suma: el lector podrá encontrar una serie de escritos, artículos, libros descatalogados, etc., referidos al cine, a la televisión y a la cultura en general que reflejan desde distintas perspectivas la evolución sociocultural del país durante los últimos años del siglo XX y los primeros del XXI. Algunos de ellos fueron escritos hace más de treinta años sin que hayan perdido una ápice de actualidad, porque, como se dice en el prólogo de este libro, lo que sabe Cueto, no sólo está en los libros o en las pantallas, sino en los intersticios, hecho que otorga a sus planteamientos una rabiosa potencia de presente y de futuro.

 

Prólogo:

Un país llamado Cueto

 Juan Cueto es el primer personaje del Siglo de Las Luces que consiguió vislumbrar el Siglo de las Sombras (éste, sin ir más lejos) e iluminó nuestra mirada en el peor y el mejor siglo de los posibles, el siglo xx.

No es un zapping de siglos, que diría Benedetti: es verdad. Así es Cueto, así explica la historia y así vive en ella, armado de viejos diccionarios que combinó con las nuevas tecnologías, equipado, como el mejor de los futbolistas, con la técnica de Kubala y la capacidad tecnológica de Messi para jugar sin ser visto.

Un ser admirable. Como periodista, se adelantó a casi todo e inventó la crítica de televisión, algo que en su momento resultaba un riesgo pues era como saltar al vacío y desde el vacío, de Asturias al Atlántico y al mundo. No había nada: él inventó el contenido de la televisión, y luego la televisión debió hacerle caso. Y nació Canal +.

Pero antes fue la escritura. En uno de sus mejores artículos, que da título a este volumen, Cueto cuenta que nació con la infamia, la televisión; y en otro, que aquí se incluye igualmente, relata, parodiando también a Rafael Alberti, que nació con el cine, pues en el patio de su casa se veían películas.

Nació, en todo caso, con los medios del siglo xx, por así  decirlo, pero cuando ya era un escritor muy famoso en España, y a este país llegaba inclemente el poder de las nuevas invenciones, fue capaz de combinar el pasado con el futuro para vivir con más luminosidad el presente. Y por eso tenía en su antigua casa de Villa Kety los Corominas con las variables más actuales de las antenas parabólicas. Ese conocimiento de la cultura clásica, mezclada con las filosofías más atrevidas, entreveradas de Jorge Luis Borges y de Miguel de Molinos, convirtió su sintaxis en uno de los más brillantes ejercicios de estilo de la literatura de ensayo en los últimos cuarenta años.

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]