Ficha técnica

Título: Virginia Woolf. La vida por escrito | Autor: Irene Chikiar Bauer | Editorial: TAURUSColección: Memorias Y Biografias | Temáticas: Biografías | Formato: Tapa blanda con solapa | Páginas: 912 | Medidas: 152 X 240 mm | ISBN: 9788430617135 | Precio: 23,90 euros

Virginia Woolf. La vida por escrito

TAURUS

Virginia Woolf fue una escritora genial y una personalidad enigmática, que sigue cautivando a lectores y escritores y convocando a especialistas. Figura fundamental de la literatura del siglo XX y centro de un grupo familiar, amistoso y cultural fascinante, es también considerada una precursora por el feminismo y los estudios culturales, y sujeto de interés por los curiosos de las vidas que se salen de la norma.

Este ambicioso trabajo, tan erudito como ameno, coloca al lector ante el desarrollo de a vida de Virginia y los suyos, permitiéndole asistir, como un espectador en el teatro, al devenir de la escritora tanto en su plano íntimo y privado como en el público y literario, ambos entrelazados con los grandes acontecimientos políticos y sociales, como las dos guerras mundiales, que tanto determinaron las fluctuaciones y derroteros de la autora de Un cuarto propio.

La génesis de sus obras literarias, su labor de editora, su pertenencia al grupo de Bloomsbury, sus lazos familiares, amorosos y amistosos, su vida cotidiana, y el atisbo de su mente a menudo perturbada, todo aparece revivido ante los ojos del lector de esta biografía, que se completa con reveladoras fotografías. Hoy, cuando la imagen de Virginia Woolf ya es parte del merchandising , su casa un atractivo turístico y su vida objeto de múltiples versiones teatrales, cinematográficas y televisivas, esta primera biografía escrita en castellano, en la convicción de que hay historias que deben volver a contarse, ofrece una visión nueva y totalizadora de la más célebre de las escritoras del siglo XX.

La crítica ha dicho…

«Biografías de Virginia Woolf hay muchas, porque la personalidad de la escritora da para eso y más. Pero la que le dedica Irene Chikiar Bauer profundiza en los pasajes más discutidos de su vida.»ABC Cultural

«Chikiar Bauer, periodista argentina, no se ha limitado a «reconstruir» la vida de Virginia Woolf a partir de sus diarios y fragmentos autobiográficos o de las numerosas biografías anteriores, o de sus abundantes testimonios de sus contemporáneos y amigos, sino que ha adoptado una perspectiva tan personal como ecuménica en la que vida y obra y contexto histórico y de grupo se imbrican en un conjunto que confiere especial coherencia y sentido a una de las figuras clave del modernismo literario.»Babelia«Irene Chikiar Bauer firma la primera biografía en castellano de la genial y revolucionaria autora de Las olas, que eligió «vivir a contracorriente».»Ideal de Almería, Granada y Jaén

«La monumental biografía novelada, Virginia Woolf, la vida por escrito, de Irene Chikiar Bauer pertenece a esos homenajes exhaustivos en los que poder escarbar a gusto y durante mucho tiempo en la intimidad de la autora de Orlando.»Esquire

Introducción

El desafío de una escritora

Me llamo Virginia Woolf. Atrápame si puedes: más que una evocación de uno de sus textos,* puede considerarse un desafío lanzado a tantos lectores y admiradores de la escritora inglesa, quienes sienten que no pueden permanecer indiferentes ante el misterio de una vida y una obra que los interpela. Lo más curioso es que el convite proviene de alguien que defendió la filosofía del anonimato y nunca quiso dejar de ser una outsider; que rechazó la publicidad de su persona con la clara decisión de dejar que fuesen sus libros los que hablasen por ella. ¿Por qué, entonces, sentimos que nos desafía? ¿Qué nos lleva a desear conocerla, e incluso a creer, a veces, que lo estamos logrando?

Virginia Woolf es y ha sido una escritora célebre; precursora del modernismo y personaje de culto, fue una autora prolífica y una personalidad enigmática que siempre tuvo admiradores y detractores. Y si como autora su obra sigue convocando a los especialistas y cautivando a los lectores, también ha sido considerada precursora por las feministas, sujeto de interés para los estudios queer e incluso, en lo que atañe a su salud mental y a la decisión de acabar con su vida, materia de análisis para psicólogos y médicos. Haber confesado que sufrió el acoso en su infancia y adolescencia disparó especulaciones de parte de quienes llegaron a afirmar que fue «una niña abusada, una sobreviviente del incesto».** Tal vez por eso muchas de las biografías y estudios que la tienen como protagonista eligen como eje alguno de esos aspectos. Abuso, sexualidad, locura, suicidio no son cuestiones para pasar por alto, y los biógrafos han tomado posiciones: ¿fue Virginia Woolf víctima de abusos sexuales?; ¿sufrió trastornos mentales?; ¿cuál sería el diagnóstico actual de sus problemas psíquicos?; ¿qué la llevó al suicidio?; ¿en qué consistió su feminismo?; ¿fue una heterosexual que experimentó relaciones lésbicas o una lesbiana camuflada tras un matrimonio convencional? Los intentos de etiquetarla o clasificarla han fracasado: decididas a profundizar, las feministas ponen sus reparos, considerando que, al fin y al cabo, no propuso cambios radicales; los especialistas en teoría gay y lésbica reconocen en ella una sexualidad poco transgresora, y los profesionales de la salud deben aceptar que, al estudiar sus trastornos nerviosos, no es fácil dar con un diagnóstico preciso y terminante.

Difícil de encuadrar, su compleja personalidad es probablemente uno de los principales atractivos de Virginia Woolf. Durante su vida superó los obstáculos que se le presentaron con la inquebrantable decisión de ser leal a sí misma y con el convencimiento de que la literatura era esencial, ya que veía en ella la posibilidad de arrancarle sus secretos a la vida. Haberlo logrado la convirtió en una de esas personas singulares a las que llamamos artistas. Pero su excepcionalidad no impidió que se interesase por las personas comunes; incluso, se puede afirmar que para ella la materia de la narrativa es lo que le sucede a «una mente normal en un día normal»,1 punto en el cual el lector se halla comprendido e identificado. Es entonces cuando se produce la peculiar comunicación entre él y la escritora llamada a expresar la vida tal cual es: «Una aureola luminosa, una envoltura semitransparente que está a nuestro alrededor desde el principio de la conciencia hasta el fin».

___________________

* En Cambridge, llamada a hablar de literatura moderna, Virginia Woolf expresó: «Una menuda figura apareció ante mis ojos, la figura de un hombre, o una mujer que dijo: «Me llamo Brown. Atrápame si puedes»» («El señor Bennett y la señora Brown», LTI, p. 21).

** Así lo afirma Louise DeSalvo en la primera línea de su libro Virginia Woolf. The Impact  of Childhood Sexual Abuse on Her Life and Work (LDS, p. 1).

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]