Ficha técnica

Título: Vendiendo prosperidad. Sensatez e insensatez económica en una era de expectativas limitadas | Autor: Paul Krugman | Editorial: Ariel | Páginas: 336 | Idioma: Español | ISBN: 978-84-344-0558-5 | Formato: 14,5 x 23 cm. | Presentación: Rústica con solapas | Colección: Ariel Economía | Traductor: Esther Rabasco | Precio: 18,90 | Epub: 12, 99 euros

Vendiendo prosperidad. Sensatez e insensatez económica en una era de expectativas limitadas

ARIEL

 

Una obra de referencia de Paul Krugman que vuelve a cobrar actualidad por su crítica a las políticas de austeridad de los gobiernos conservadores. En él, Krugman somete a juicio el modelo liberal instigado por una clase dirigente en connivencia con la vanguardia intelectual económica. Conservadores, pero también progresistas, dedicados en cuerpo y alma a vender una falsa prosperidad ornamentada con ampulosa terminología económica; austeridad, competitividad, déficil y regulación.

Un libro que ahonda en las cada vez más estrechas relaciones entre políticos y economistas y que desmonta la falsa panacea de las propuestas macroeconómicas desgranadas en los programas políticos. Un sinsentido mayúsculo que empujó en el pasado a la economía mundial hacia el precipicio y que vuelve a hacerlo como si de aquello nada hubiéramos aprendido.

 

 

 PREFACIO

 

Un economista de origen indio explicó en una ocasión su teoría personal de la reencarnación a sus alumnos de doctorado en economía: «Si sois economistas buenos y virtuosos», les dijo, «os reencarnaréis en físicos. Pero si sois malos y perversos, os reencarnaréis en sociólogos».

Un sociólogo quizá diría que esta cita demuestra cuál es el problema de los economistas: quieren una disciplina que se ocupe fundamentalmente de los seres humanos y que tenga la certeza matemática de las ciencias puras. Y no cabe duda de que hay demasiadas matemáticas en las revistas de economía, ya que la elaboración matemática es una manera tradicional de disfrazar una idea banal. Pero los buenos economistas saben que el autor de la frase se refería a una cosa totalmente distinta: a la clara dificultad de la materia. La economía es más dura que la física; pero, afortunadamente, no lo es tanto como la sociología.

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]