Ficha técnica

Título: Universos ocultos. Un viaje a las dimensiones extras del cosmos | Autor: Lisa Randall|  Traducción: Eugenio Jesús Gómez Ayala | Editorial: Acantilado | Colección: El Acantilado, 236 | Género: Ensayo | ISBN: 978-84-15277-38-5| Páginas: 688 | Formato:  13 x 21 cm.| Encuadernación: Rústica cosida |  PVP: 29,00 € | Publicación: Octubre de 2011

Universos ocultos

ACANTILADO

El universo tiene sus secretos. Podría incluso ocultar dimensiones extras, diferentes de todo lo imaginado hasta ahora. Conocemos mucho más sobre el mundo que hace unos pocos años, y sin embargo estamos menos seguros que nunca de cuál es la auténtica naturaleza del universo. ¿Habremos alcanzado un punto tan avanzado en los descubrimientos científicos que las leyes de la física tal como las conocemos sencillamente no son suficientes? ¿Tendremos que aceptar explicaciones que hasta ahora se habían quedado en el reino de la ciencia ficción? Universos ocultos proporciona una estimulante visión de conjunto que sigue la pista a los descubrimientos de la física desde principios del siglo XX hasta el filo de la física de partículas y la teoría de cuerdas de hoy, destejiendo los actuales debates sobre relatividad, mecánica cuántica y gravedad. Lisa Randall ilumina con un estilo diáfano la ciencia y desenreda con seducción los misterios de las miríadas de mundos que pueden existir justo al lado del que solamente ahora estamos empezando a conocer.

«Muestra no sólo notables conocimientos científicos sino que también es capaz de transmitirlos con una gracia e imaginación poco frecuentes. Su lectura permite sumergirse, con cierto detalle, en mundos posibles y ocultos. Mundos cuya sola posibilidad nos produce escalofríos». José Manuel Sánchez Ron, El País

«Lisa Randall es uno de los físicos teóricos más prometedores de su generación». Newsweek

«Universos ocultos es un manifesto, una declaración de intenciones, además de una soberbia introducción a la nueva era de la física de partículas». The Times

«Un viaje fascinante». David J. Gross, Premio Nobel de Física

«Extremadamente atractivo». The New Yorker

 
 
PRÓLOGO
Y AGRADECIMIENTOS
 
Cuando era niña, me gustaban mucho los juegos intelectuales y de entretenimiento que aparecían en los problemas matemáticos o en libros como Alicia en el país de las maravillas. Pero, aunque leer era una de mis aficiones favoritas, los libros sobre ciencia solían parecerme más remotos o menos incitantes: nunca me sentí suficientemente involucrada o desafiada por ellos. El tono parecía siempre un tanto condescendiente con los lectores, demasiado laudatorio con los científicos, o aburrido. Me daba la impresión de que los autores más bien envolvían de misterio los resultados o que glorificaban a los hombres que los descubrieron, en vez de describir la ciencia tal como es, así como el proceso mediante el cual los científicos realizaron sus conexiones. Y era ésta, precisamente, la parte que de verdad me interesaba conocer.
 
   Con el paulatino aprendizaje de la ciencia, ésta llegó a gustarme. No siempre fui consciente de que con el tiempo me convertiría en física y de que algún día pensaría así; ninguna de las personas que conocía cuando era joven estudió ciencias. Pero ocuparse de lo desconocido tiene un atractivo irresistible. Me pareció fascinante encontrar conexiones entre fenómenos aparentemente dispares y resolver problemas y predecir propiedades sorprendentes de nuestro mundo. Como física, ahora comprendo que la ciencia es un ente vivo que continúa evolucionando. Y a la ciencia la hacen interesante no sólo las respuestas que da, sino también los juegos y los enigmas, así como la participación que promueve.
 
   Cuando decidí embarcarme en este proyecto, planeaba escribir un libro que me hiciera compartir con el lector la atracción que siento por mi trabajo, sin comprometer por ello la calidad de la presentación de la ciencia. Esperaba conseguir transmitir mi fascinación por la física teórica sin simplificar el asunto de un modo decepcionante y sin presentarlo como una colección de monumentos acabados e inmutables a los que hay que admirar pasivamente. La física es mucho más creativa y divertida de lo que la gente suele reconocer. Quería compartir estos aspectos de la física con las personas que no hubieran llegado necesariamente a esta conclusión por sus propios medios.

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]