Ficha técnica

Título: Un hombre disponible | Autor: Hilma Wolitzer | Traducción: Mariano Peyrou | Editorial: Alfaguara | Colección: Literaturas  | Páginas: 344 | Género: Novela | Formato: 15×24 | Encuadernación: Rústica | ISBN: 9788420416991 | Precio: 18,50 euros |Ebook: 9,99 euros

Un hombre disponible

ALFAGUARA

¿Puedes resistirte a este anuncio?
«Hombre de ciencia. Culto y gentil, un poco calvo pero atractivo. Nuestro padre, viudo, es el hombre ideal para la mujer ideal.»

Edward Schuyler se enfrenta al peor momento de su vida: la muerte de su esposa. Tras enviudar, se refugia en su trabajo como profesor de ciencias y en su pasión por los libros. Pero sorpresivamente las mujeres no paran de acecharlo. Un hombre sano, atractivo y disponible no es fácil de encontrar.

El problema es que Edward no se siente preparado para dar ese paso. Su familia, sin embargo, toma la iniciativa y pone un anuncio en The New York Review of Books para dar con la candidata perfecta. Las ofertas se multiplican y el viudo se debate entre la fidelidad al recuerdo de Bee y la necesidad de emprender una nueva vida. Pero ¿es mejor confiar en una cita a ciegas que en el azar?

«Tierna, ingeniosa, inteligente y conmovedora, Un hombre disponible explora verdades universales: que el pasado nunca es pasado, que la vida es para vivirla y que el mundo de las citas es muy, pero que muy complicado.» O, the Oprah Magazine

«Hilma Wolitzer es un tesoro literario estadounidense. Un hombre disponible no es sólo una novela sobre el amor y el sexo… Es una reflexión, luego una impresionante montaña rusa y de nuevo una reflexión.» The Boston Globe

«Una maravillosa nueva novela, a menudo divertida y siempre compasiva.» The New York Times Book Review

«Divertida, sabia y emotiva. Wolitzer escribe tan bien y sabe tanto que sus libros combinan lo absurdo con lo conmovedor de una manera increíblemente cautivadora.» The Washington Post

«Wolitzer maneja con maestría el ritmo… Pasa de momentos de melancolía a agudas reflexiones sobre lo absurda que puede ser la idea de «empezar de nuevo».»                                                   NPR

«Desgarradora, cómica y tierna.» Library Journal

«Wolitzer escribe sobre el dolor de perder a una pareja y sus consecuencias con notable perspicacia, gracia y humor. Una visión de la vida cálida e incisiva por una autora de la que nos gustaría saber más a menudo.» Booklist

«Las familias son la especialidad de Wolitzer, observadora y cómica cronista de lo doméstico y de todo lo que ello conlleva: enfermedad, pérdida, aburrimiento, irritabilidad y, en los días buenos, amor.» Publishers Weekly

«¿Quién dijo que el amor a los sesenta no puede ser tan grande como el primero, o incluso mejor?»  Mia Peluso, TTL – La Stampa

«Una historia divertidísima escrita por una maestra del humor estadounidense.» Grazia

 

PÁGINAS DEL LIBRO

1. De debajo de las piedras

     Edward Schuyler estaba planchando en el salón la camisa Oxford más vieja que tenía, un sábado por la tarde, cuando sonó el teléfono por primera vez. Había empezado a planchar hacía unos meses, poco después de la muerte de Bee, su mujer, que había ocurrido al principio del verano, cuando ya no había clases y él no podía concentrarse en nada que no fuera su dolor y su añoranza. Al principio, solo planchó algunas cosas de ella que había encontrado en una cesta de ropa limpia en el cuarto de la lavadora. Había pensado que aquella era una buena forma de reconectar con su mujer ahora que se había ido tan irrevocablemente que ni siquiera podía soñar con ella a voluntad.

     Y en efecto ella volvía en una ráfaga de recuerdos desordenados cuando él estaba junto a la tabla de planchar. El problema era que Edward no tenía ningún control sobre lo que recordaba; a veces la veía cuando se conocieron, o años después, al otro lado de la habitación, sentada en su sillón estampado de flores, hablando por teléfono y masajeando el vientre del perro con el pie descalzo -Bee lo llamaba «multitarea»-, o en sus últimos días, cuando hacía unas pausas tan largas al respirar que él mismo se descubría conteniendo el aliento hasta que ella empezaba de nuevo.

     En cualquier caso, este collage azaroso de la vida que habían compartido resultaba mejor que nada, y era extrañamente reconfortante quitar las arrugas a sus blusas, restaurar sus hundidas pecheras y mangas y colgarlas en el armario, donde tenían un aspecto ordenado y expectante. 

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]