Ficha técnica

Título: Un animal es una persona | Autor: Franz-Olivier Giesbert | Traducción: María Teresa Gallego Urrutia y Amaya García Gallego | Editorial: Alfaguara | Colección: Literaturas | Medidas: 152 X 240 mm | Formato: Tapa blanda con solapa | Páginas: 160 | ISBN: 9788420416687 | Fecha: mar/2016 | Precio: 16.90 euros | Ebook: 9,99 euros

Un animal es una persona

ALFAGUARA

«No descendemos del gusano, ni del pez, ni del tetrápodo, ni del cerdo, ni del mono, somos todos ellos a la vez, como lo indican nuestros cromosomas. Las cosas nos han salido mejor que a los demás, eso es todo. Tanto, que nos hemos convertido en un caso de manual: la única especie animal, junto con la rata topo, que exterminad a sus propios individuos.» Franz-Olivier Giesbert

Tras pasar toda su vida acumulando vivencias, anécdotas, reflexiones y lecturas sobre el tema, Franz-Olivier Giesbert alza su voz para exigir humanidad para los animales, de quienes nos brinda un sorprendente retrato, un recorrido histórico de nuestra relación con ellos y una inolvidable iniciación en su inteligencia, al tiempo que un informe estremecedor sobre el modo en que son sacrificados industrialmente.

En las páginas de Un animal es una persona conviven una cabra psicoanalista, un lucio vengativo, Jacques Derrida, un gato brutalmente mutilado que desencadena un movimiento de protesta felino, además de los sabios cerdos y las poco populares arañas. Una historia única sobre los seres vivos destinada a cambiar o a reafirmar radicalmente nuestra perspectiva.

«Los animales son hermanos nuestros; vamos a tener que darles otro trato. Nada podrá detener esta revolución de la mentalidad que ya está en marcha.»

Reseñas:

«Giesbert es muy persuasivo. Su pluma es inteligente, nada integrista. Una declaración de amor a los animales.» Saïd Mahrane, Le Point

«Agitador de ideas, poseedor de un talento innegable, Franz-Olivier Giesbert toma la delantera en la lucha por los derechos de los animales.» Astrid de Larminat, Le Figaro Littéraire

«Señala hábilmente cuáles son los fallos imperdonables de nuestra sociedad.» Moustique

«Un libro conmovedor.» La Nouvelle République

«Este libro ilustra muy bien las contradicciones de los seres humanos.» Echos Verts

 

Prólogo

En el principio era el verme, un verme de agua sin cabeza y de cuerpo blando. Apareció en los océanos hace quinientos millones de años.

Por lo visto, descendemos todos de ese gusano acéfalo. Las hormigas, los elefantes, las muchachas, las luciérnagas, los chicos, los loros, los mapaches y las truchas marinas.

No hay de qué presumir en lo referido a nuestros inicios en este mundo: nuestro antepasado común era un tubo digestivo que reptaba por los océanos, con una boca para alimentarse y un ano para defecar. Nada más. Y de esa forma llegamos a ser lo que somos: humanos, aves, reptiles o insectos. Todos semejantes, aunque no nos parezcamos.

Mucho después, salimos del estado vermiforme para empezar a movernos por las aguas buscando con qué alimentarnos. Aparecieron unas aletas y una mandíbula dentada. Hace cuatrocientos millones de años éramos peces.

Día llegó en que terminamos por salir del agua y, por fin, utilizamos el aire para hallar en este mundo la pitanza. Nos convertimos de peces en tetrápodos, con dos pares de patas. Para ser exactos, en reptiles mamiferoides, con un ritmo de vida nocturno, que son una prefiguración de los mamíferos.

No descendemos del gusano, ni del pez, ni del tetrápodo, ni del cerdo, ni del mono, somos todos ellos a la vez, como lo indican nuestros cromosomas. Las cosas nos han salido mejor que a los demás, eso es todo. Tanto, que nos hemos convertido en un caso de manual: la única especie animal, junto con la rata topo, que extermina a sus propios individuos.

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]