Ficha técnica

Título: Últimos testigos | Autora: Svetlana Alexiévich | Traducción: Ioulia Dobrovolskaia y Zahara García González |  Editorial: Debate | Formato: tapa dura con sobrecubierta | Páginas: 336 | Medidas: 160 X 237 mm | ISBN: 9788499926612 | Fecha: sept/2016 | Precio: 22,90 euros | Ebook: 12,99 euros

Últimos testigos

DEBATE

La Segunda Guerra Mundial dejó casi trece millones de niños muertos y, en 1945, solo en Bielorrusia, vivían en los orfanatos unos veintisiete mil huérfanos, resultado de la devastación producida por la guerra en la población de ese país. A finales de los años ochenta la Premio Nobel Svetlana Alexiévich entrevistó a aquellos huérfanos y compuso con sus testimonios un emocionante relato de una de las mayores tragedias de la historia.

Esta obra maestra inédita constituye un retrato personal y profundamente conmovedor del conflicto en el que la propia autora no interviene más allá del prólogo: son sus protagonistas los que hablan conformando con sus palabras una especie de memoria coral de la guerra, original, auténtica y fascinante.

«Me dedico a la historia omitida, las huellas imperceptibles de nuestro paso por la tierra y por el tiempo. Recojo la cotidianidad de los sentimientos, los pensamientos y las palabras. Intento captar la vida cotidiana del alma.» Svetlana Alexiévich

Reseña:
«Alexiévich lleva más de treinta años luchando con censores y tiranos para dar voz a los sin voz.»
Felipe Sahagún, El Cultural de El Mundo

 

 

Últimos testigos

En lugar de prefacio…, una cita

«Le daba miedo mirar atrás…»

«Mi primer y último cigarrillo…»

«La abuela rezaba… Pedía que mi alma regresara…»

«Rosados, yacían encima de las brasas apagadas…»

«Pero quiero que venga mamá…»

«Esos juguetes alemanes tan bonitos…»

«Un puñado de sal… Todo lo que queda de nuestra casa…»

«Y besé todos los retratos del libro de texto…»

«Los recogía con las manos… Eran muy, muy blancos…»

«¡Quiero vivir! ¡Quiero vivir!»

«Por el ojal de la chaqueta…»

«Solo oí el grito de mi madre…»

«Nosotros tocábamos y los soldados lloraban…»

«En el cementerio los muertos estaban fuera de las tumbas…, como si los hubiesen vuelto a matar…»

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]