Ficha técnica

Título: Sylvia Plath: Dibujos | Autora: Sylvia Plath | Traducción: Guillermo López Gallego | Editorial: Nordica  | Tamaño: 20 x 22 cm. | Encuadernación: Cartoné | Páginas: 88| ISBN: 978-84-339-7901-8 | Precio: 19,50 euros 

Sylvia Plath: Dibujos

NORDICA

Dibujos presenta una faceta poco conocida de la genial poeta Sylvia Plath. A lo largo de toda su vida, el arte fue una profunda fuente de inspiración, como muestran las ilustraciones a pluma y tinta recogidas en este libro.

Esta obra arroja luz sobre esos años felices, cuando Plath conoció y se casó secretamente con Ted Hughes, y juntos viajaron a París y a España en su luna de miel, años antes de que ella escribiera su novela La campana de cristal. Incluye dibujos de Inglaterra, Francia, España y Estados Unidos, en los que captura sus exquisitas observaciones del mundo.

Sus dibujos van acompañados de cartas y un diario de notas que añaden profundidad y contexto a la obra de la gran poeta, así como una introducción escrita por su hija, Frieda Hughes. 

Los encantadores bocetos a pluma y tinta reunidos en Dibujos, presentados por su hija, Frieda Hughes, nos ofrecen una visión de los felices primeros días de matrimonio de la poeta. Vogue 

INTRODUCCIÓN
SYLVIA PLATH COMO ARTISTA

Por Frieda Hughes 

     Mi madre, la poeta Sylvia Plath, nació el 27 de octubre de 1932 en el Massachusetts Memorial Hospital de Boston en los Estados Unidos. Vivió con energía, pasión y una sed de conocimiento que dirigió hacia sus afanes literarios y artísticos hasta que se suicidó, el 11 de febrero de 1963.

     Aunque mantuvo nuestra casa en Devonshire después de que ella y mi padre, el poeta Ted Hughes, se separasen, en octubre de 1962, mi madre tenía necesidad de estar en Londres. Alquiló un dúplex en el número 23 de Fitzroy Road, donde vivió con mi hermano pequeño, Nicholas, y conmigo durante sólo ocho semanas antes de morir.

     Muy conocida ahora por su novela semiautobiográfica, La campana de cristal, que se publicó con el pseudónimo Victoria Lucas unas semanas antes de su muerte, en 1963, primero se hizo famosa por su poesía, cuando su recopilación, Ariel, se publicó con gran éxito póstumo. Mi padre preparó la edición usando poemas del manuscrito que mi madre dejó sobre su escritorio al morir.

     En 2004, Faber and Faber en el Reino Unido y HarperCollins en los Estados Unidos publicaron Ariel: The Restored Edition, que reprodujo los poemas tal como mi madre los había ordenado. Me encanta que puedan leerse los dos volúmenes, porque la edición de mi padre está influida por sus propias preferencias y lo que considero su ojo editorial, increíblemente sagaz, mientras que la edición de mi madre tiene mucho de obra en curso, detenida en su evolución en el momento de la muerte.

     Pero, por mucho que la poesía dominara su propósito, el arte siempre fue un elemento importante de la vida de mi madre. Cuando era adolescente, recibió clases particulares de arte de una tal miss Hazelton, y, ya adulta, escribió en su diario de Yaddo (véase The Journals of Sylvia Plath, publicado por Faber and Faber en 2000) que tenía «sueños de grandeza» y esperaba que el New Yorker utilizase sus ilustraciones junto a su obra escrita, como lo hizo el Christian Science Monitor, «sancionando así que anduviera correteando y dibujando sillas y cestas».

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]