Ficha técnica

Título: Special Deluxe: mi vida al volante | Autor: Neil Young | Traducción: Abel Debritto | Editorial: Malpaso | Formato: Tapa dura | Tamaño: 14x21cm | Páginas: 372 | ISBN: 978-84-15996-79-8 | Precio 22 euros | Ebook: incluído con el libro

Special Deluxe: mi vida al volante

MALPASO

El sueño de un hippie, primera incursión de Neil Young en sus recuerdos (Malpaso, 2014), despertó entusiasmos sin fronteras. «Una obra magnífica: humilde, sincera, divertida y, a menudo, conmovedora», opinó el Wall Street Journal. «Tan fascinante y excéntrica como las propias composiciones de su autor», sentenció el New York Times.

El gran cantante canadiense vuelve ahora a la carga con una segunda y no menos formidable entrega donde recrea su infancia, sus experimentos musicales, sus experiencias sexuales, su vida familiar, el gallinero del rock y, por supuesto, el más tenaz de sus muchos trastornos: los coches. Éstos, en realidad, constituyen el hilo conductor y la excusa de una gira febril por las carreteras del pasado. Automóviles clásicos y a menudo maltrechos que lo esperaban en cualquier esquina para provocar un amor súbito y una compra a quemarropa.

La vida de un tipo tan inquieto como Neil Young permite distintas aproximaciones en función del aspecto que se quiera destacar. En el caso de Special Deluxe: mi vida al volante el hilo conductor son los coches; una serie de automóviles clásicos que de alguna manera han marcado la existencia de Young hasta el punto de convertirse en hitos de su memoria. Desde el primer Monarch que su padre compró en Canadá, hasta el proyecto Lincvolt que esta leyenda del rock impulsa desde hace bastantes años.

Cada automóvil corresponde a época, un paisaje y una serie de situaciones. Neil Young los fue adquiriendo por necesidad, por un súbito enamoramiento o simplemente porque estaban ahí y no había más remedio; pero lo cierto es que cada uno de estos coches encierra una parte de su historia. La fascinación que Neil Young siente por los coches clásicos, unida a su compromiso con el medio ambiente, lo ha llevado a poner en marcha un proyecto (personificado en Lincvolt, un Lincoln Continental de los años cincuenta) que se propone sustituir los antiguos motores de combustión de los grandes vehículos de antaño, que tanto gastaban y contaminaban, por nuevos motores eléctricos, limpios y eficientes. Lo dicho, Neil Young está lleno de inquietudes y muchas de ellas se reflejan en este libro extraordinario.

«Special Deluxe es un delicioso viaje al fascinante (e inagotable) cerebro de Neil Young.» Rolling Stone

«Unas memorias entrañablemente descabelladas y descabelladamente sabias que sorprenderán incluso a quienes desconocen su trabajo.» The Guardian

«Special Deluxe plasma como ningún otro libro el ingenio, la franqueza y la originalidad inigualables de este admirado cantautor.» CBCbooks

«De los tres libros sobre Young que hoy conviven en las librerías, Special Deluxe se lleva por goleada el trofeo al más entretenido.» The Austin Chronicle

«Si te gusta Neil Young te encantarán sus memorias. […] La historia de un héroe sometido a durísimas pruebas que sigue luchando hasta el final con humor, coraje y rabia.» Suzanne Vega

Prólogo

He aquí la historia de la orgullosa autopista de las dudas. Dado que ya he publicado el primer volumen de mis memorias, algunos pasajes os sonaran si ya lo habeis leído. En este libro cuento mi relación con los coches a lo largo de los años.

En un principio habia pensado escribir sobre coches y perros, me parecia una buena idea para mi segundo libro, una especie de continuación del primero. Se me ocurrió que mi eterno romance con los coches seria el tema perfecto para mi segunda incursión literaria.

También he tenido varios perros maravillosos, y pensé que tanto los coches como los perros serian vehículos idóneos para retomar mis memorias.

Partiendo de mi pedigrí como hijo de Scott Young, un escritor canadiense de primera, y de los muchos escritores que conozco bien, estaba seguro de que podría escribir algo interesante que me mantuviese ocupado durante una temporada, lo cual me vendría de perlas. Confiaba en escribir un libro entretenido y pasarmelo igual de bien que con el primero. El problema era que tenía la impresión de que me pondría muy serio y obsesivo con algunas cosas que me preocupan. Con el primer libro habia tenido el mismo dilema. Si quería escribir sobre coches, tendría que explicar qué pienso sobre los combustibles fósiles, el calentamiento global y la política en Estados Unidos, y temía hacerlo de tal manera que acabaría ahuyentando a los lectores. A diferencia de los coches, un tema divertido e inofensivo, la política y las leyes podrían cambiar el tono del libro de manera significativa, y los lectores ya no lo encontrarían ameno. Tuve muchas dudas al respecto.

Por si no fuera poco, tras un largo y concienzudo análisis que duro al menos una hora, una noche cai en la cuenta de que tal vez sea el peor dueño de perros de la historia de la humanidad. Con los perros he metido la pata una y otra vez, y eso le cortaría el rollo a cualquier persona a quien le entusiasmen los perros, sobre todo si titulase el libro De coches y perros. Fue por eso por lo que el subtítulo pasó a ser Mi vida al volante;* así evitaría que los amantes de los perros odiasen el libro tras leer las primeras anécdotas sobre mis perros.

Dicho esto, espero haber acertado al incluir de todos modos a mis perros y a otros perros. No los he nombrado de manera directa para restarles importancia en la narración, pero los he incluído cuando me ha parecido oportuno.

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]