Ficha técnica

Título: Obra escogida | Autor: Ramon Llull | Traducción: Pere Gimferrer | Estudio de la obra: Padre Batllori |Editorial: Penguin Clásicos |Formato: bolsillo | Páginas: 720 | Medidas: 128 X 190 mm | Fecha publicación: 01/2016 | ISBN: 9788491051855 | Precio: 12.95 euros | Ebook: 10,99 euros

Obra escogida

PENGUIN CLÁSICOS

Penguin Clásicos conmemora, con esta edición de la Obra escogida, el septingentésimo aniversario de la muerte de Ramon Llull, el gran genio medieval de las letras catalanas.

La obra de Ramon Llull es una de las más ricas y variadas de toda la literatura universal. Su producción comprende más de doscientos libros de muy distintos géneros y temáticas: poesía, novela, mística, ciencia, filosofía, lógica. Las leyendas que durante siglos vistieron y enmarañaron la figura de Llull, convirtiéndolo en un alquimista y un ocultista, no pudieron, sin embargo, ocultar quien es: ante todo y sobre todo, el primer gran escritor en catalán.

Los escritos recogidos en este volumen, en mayúscula traducción del poeta Pere Gimferrer y precedidas por un prolijo estudio del padre Batllori, son solamente una muestra del genio y la sapiencia del no por nada llamado «el doctor iluminado». Así, Vida coetánea es un dictado autobiográfico y el Libro de maravillas la mejor de entre todas las novelas del escritor, mientras que el Árbol ejemplifical nos acerca al Llull más científico. Cierran el volumen dos largas poesías en edición bilingüe, Desconsuelo y el Canto de Ramon, auténticos itinerarios espirituales de este creador altísimo.

Introducción

Ramon Llull. El hombre, el pensador, el poeta

A Ramon Llull se le conoció durante la Edad Media y el Renacimiento con el nombre de Raimundus Lulius o Lullius. De ahí la forma castellana Raimundo Lulio.

Pero esta forma latinizante evoca, sobre todo, al filósofo y al teólogo, y, más aún, a un personaje fabuloso a quien se atribuyeron, a partir del siglo xv, una larga serie de obras de alquimia, y de ciencias ocultas que nada tienen que ver con su auténtica personalidad.

Por eso parece más idóneo, incluso en una antología en castellano, llamarle Ramon Llull, con la ortografía que actualmente tiene este apellido en Cataluña y Mallorca, y que corresponde a la fonética de las grafías medievales Lull y Luyl. No se trata de una cuestión trivial. Llull, tan embebido de cultura islámica, concedía gran importancia a las palabras y a los nombres. La cuestión de los nombres era, para él, una cuestión de ideas.

No en vano su obra Libros de los cien nombres de Dios, a pesar de no considerarse uno de sus escritos fundamentales, es uno de los más característicos, dentro de la misma línea hispanoárabe que alcanza a Fray Luis de León.

Pues Ramon, el primer gran prosista catalán en el tiempo y el primer gran escritor catalán de todos los tiempos, por su altura y por su difusión en toda Europa y a lo largo de los siglos, es ya un «català de Mallorca», como repetían los colofones de sus libros. Lo cual significa que, aunque perteneciera a la primera generación de catalanes nacidos en la isla, ya no era, ni geográfica ni culturalmente, un hombre del Principado, de una tierra de tradición hispanocarolingia, como era la Cataluña de Jaime I.

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]