Ficha técnica

Título: Obra completa [ed. bilingüe] | Autor: Lois Pereiro | Prólogo: Pere Gimferrer | Traducción: Daniel Salgado | Editorial: Libros del Silencio | Colección: Preciosa y el aire | Género: Poemas | ISBN: 978-84-938531-6-7 | Páginas: 752 | Formato:  21 x 14 cm. | Idioma original: Gallego |  PVP: 28,00 € | Publicación: Mayo 2011

Obra completa

LIBROS DEL SILENCIO

POETA HOMENAJEADO DEL DÍA DAS LETRAS GALEGAS 2011: Reunimos por primera vez de forma íntegra la obra completa de Lois Pereiro -poesía y prosa- en edición bilingüe gallego/castellano. Una iniciativa que ha contado con el apoyo de la Xunta de Galicia y con la que pretendemos reivindicar la poderosa obra de este poeta de culto, vanguardista y universal.

Lois Pereiro intuyó siempre que su vida y su obra serían breves. Tal vez por eso, vivió y escribió con una intensidad que nos ha legado algunas de las páginas más íntimas y conmovedoras de las letras gallegas. Fue un poeta alejado de dogmas y siempre un paso adelante, capaz de unir la más radical modernidad con la sensibilidad rosaliana, los impulsos autodestructivos con una desarmante vitalidad, el individualismo con el compromiso, el apego a su tierra y a su lengua con la búsqueda de voces hermanas más allá, en la música y en el cine, y en especial en la literatura centroeuropea, con Thomas Bernhard, Peter Handke o Paul Celan como referentes constantes.

Pereiro, afirmaba Manuel Rivas, «es el clásico que tiene la literatura gallega sin saberlo». Y, ciertamente, durante años, su figura y su obra parecieron abocadas a convertirse en objeto de un culto subterráneo. Por esta razón, la decisión de la Real Academia Galega de convertirlo en el homenajeado del Día das Letras Galegas tiene especial relevancia, así como la voluntad de la Xunta de Galicia de apoyar esta Obra completa, en la que es posible acceder a la traducción castellana de todos sus textos: los poemarios Poemas para una loia, Poemas 1981-1991 y Poesía última de amor y enfermedad; la nouvelle Náufragos del paraíso; el ensayo Modesta proposición…, y la Conversación ultramarina, testimonio literario de sus últimos meses de vida, que recuperamos íntegramente.

«Daba la sensación de que manejaba una radiofonía secreta y que las cosas que valían la pena en el mundo lo habían elegido a él como primer depositario. Sus poemas son bocanadas de carne, tiras de piel, aguardiente. Creo que no se había escrito un texto poético más íntimo y conmovedor desde el Follas novas de Rosalía.» Manuel Rivas

«Lois Pereiro transita por la geografía de los mapas y por la cartografía universal de la modernidad. Una poesía doblemente itinerante y peregrina, en la que la muerte adquiere acentos sobrecogedores y visionarios, dignos de Valente o Paul Celan.» Pere Gimferrer

«Cartografió como nadie el laberinto del mundo contemporáneo conciliando el individualismo escéptico con la tradición demoledora del expresionismo centroeuropeo.» Real Academia Galega 

 

Prólogo
Pere Gimferrer 

En su arranque inicial, la poesía de Lois Pereiro -como en Asturias la de Antón García- es ante todo un rotundo mentís a la creencia de que escribir en lenguas poéticas autóctonas y minoritarias debe conducir a engarzarnos con el pasado o a lo agrario y telúrico. Como quienes he citado, o como Kirmen Uribe en euskera, Lois Pereiro transita por la geografía de los mapas y por la cartografía literaria universal de la modernidad. Existieron los líricos medievales, sí, y existió Rosalía, y existió Cunqueiro, y están en la médula de la lengua, y nadie va a darlos nunca por amortizados, ya que nos sustentan; pero un poeta gallego de hoy, más vivamente aún que un poeta vasco o asturiano, y no menos vivamente que algún poeta catalán (no es éste el lugar de desarrollar tal cosa, historia literaria comparada), puede, incluso debe, pensar que le conviene no sentirse un extraño «en medio de estos cuerpos casi contemporáneos», por decirlo en palabras de Luis Cernuda.

     Cierto, además, que, a partir de determinado momento, esta poesía doblemente itinerante y peregrina (por el paisaje contemporáneo y por el propio discurrir de la palabra) afronta abruptamente la muerte, propiciada por el aceite de colza adulterado, uno de los puntos negros (con las «Mariettas» del despacho de laboralistas de Atocha, el incendio de Los Alfaques, el Batallón Vasco Español o la atribución póstuma a Batista i Roca de las muertes de Viola o Bultó) de la transición y la UCD, a las que no voy a ser yo quien niegue otros muchos méritos; pero esta muerte así irrumpida adquiere acentos sobrecogedores y visionarios, dignos de Valente o de Paul Celan:

Déjate devorar por quien te escoja
ahora que eres una luz evadida
de la oscuridad que te había capturado.

Déjate devorar
e impide fieramente
que te vuelva a habitar y te contagie
tu latente sombra irrevocable.

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]