Ficha técnica

Título: Naciones de rebeldes | Autor: Manuel Lucena Giraldo | Editorial: TaurusColección: Taurus Historia | ISBN: 978-84-306-0775-4 | EAN: 9788430607754 | Dimensiones: 13 x 21,5 cm | Páginas: 250 | PVP.: 19 € | Publicación: Enero de 2010

Naciones de rebeldes

EDITORIAL TAURUS

La experiencia de la libertad moderna está unida a los procesos revolucionarios que se produjeron en el continente americano entre la independencia de Estados Unidos y la culminación de las emancipaciones hispanoamericanas y de Brasil, con la excepción de Cuba y Puerto Rico, en 1825. Este libro recupera la historia de aquellas revoluciones tal y como sucedieron, a través de las acciones de sus grandes protagonistas, junto a las de aquellos que los relatos de nación han tendido a dejar de lado, blancos de orilla, mulatos, esclavos e indios. Aborda en sus diferentes capítulos aspectos tan novedosos como la organización de las juntas autonomistas, la aparición de profesionales revolucionarios, el uso del terror o los límites del poder y la democracia.

También muestra que la verdadera naturaleza de las independencias latinoamericanas obedece a la interacción en el mundo atlántico entre lo europeo y lo americano, al margen de explicaciones deterministas posteriores.

 

LA EMERGENCIA DEFINITIVA DE LAS REPÚBLICAS AMERICANAS

EL EJÉRCITO DE SAN MARTÍN TRIUNFA EN CHILE

A pesar de sus grandes diferencias de carácter y trayectoria es inevitable realizar comparaciones entre dos figuras tan fundamentales como Bolívar y San Martín. Si nos situamos en el horizonte de 1817 es notable la similitud de sus decisiones y los ventajosos resultados obtenidos. Ambos se refugiaron en el interior continental para definir una nueva estrategia emancipadora y protegerse de amigos y enemigos. Ambos salieron de allí para protagonizar campañas extraordinarias y de efectos perecederos en la fundación de nuevas repúblicas.

   Se ha descrito a José de San Martín como parco en palabras, estoico, culto y desapegado del poder, según demostró en varias ocasiones a lo largo de su existencia, concluida en las cercanías de París en 1850. Nacido en 1778 en Yapeyú, antiguo territorio jesuita del alto Uruguay, tuvo a diferencia de Bolívar la más metódica de las formaciones, debido a que ingresó como cadete en el ejército real y sirvió en Málaga, Cartagena, Murcia, Tarragona y Orán. Estudioso y buen lector, en la Guerra de Independencia peninsular rindió apreciables servicios, pero a finales de 1811 se ausentó de su destino «para atender sus intereses en Lima» y viajó a Londres. Allí se puso en contacto con otros patriotas americanos y fue iniciado en la logia masónica que Miranda había fundado años atrás. A principios de 1812 embarcó para Buenos Aires y junto con Alvear organizó una unidad de granaderos a caballo. También colaboró con el propio Alvear y José Matías Zapiola en la fundación de la Logia Lautaro, llamada a influir sobremanera en la política porteña. Tuvo que ver con el motín que derribó al primer triunvirato en octubre de 1812.

Más tarde dirigió a los granaderos en un ataque realista a Montevideo y obtuvo el mando del Ejército del Norte, que había sido derrotado dos veces en sus intentos de invasión del Alto Perú.

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]