Ficha técnica

Título: Mujeres de honor  |  Autora: Ombretta Ingrascì  |  Editorial: 451 Editores  | Colección: 451.http.doc | Precio:  17,50 €  /sin IVA: 16,83 €  | Páginas: 272 | Género: Ensayo  | ISBN: : 978-84-96822-68-9  | Código: 85044

Mujeres de honor

451 EDITORES

Mujeres y mafia: el apasionante recorrido por un mundo que permanece en la sombra.

Frente a la imagen tradicional de la mujer como simple esposa y, por ello, víctima de los capos de la mafia, en Mujeres de honor nos encontramos con un trepidante y documentado estudio sobre el papel activo de las damas de La Cosa Nostra y la ‘ndrangheta. Desde que en los años setenta estas organizaciones comenzaron a dedicarse al tráfico de drogas, la mujer ya no es solo la que transmite a sus hijos el culto a la venganza, ni está a salvo de los tribunales por ser la sufridora madre o la pasiva cónyuge del criminal. Ahora se implica activamente en todo tipo de actividades delictivas: la confección de droga, las finanzas o los negocios para el blanqueo de dinero. ¿Cómo escapar del entramado social, político y cultural que forman las familias mafiosas?

Un estudio revelador sobre el cambio del papel de la mujer en la mafia a lo largo de las últimas décadas.

INTRODUCCIÓN

IRRACIONALES, CHISMOSAS, DE POCO FIAR Y, POR ELLO, INCAPACES de someterse a la regla del silencio. Su tarea debe circunscribirse a «traer hijos al mundo y a ocuparse de la casa» (entrevista a Antonio N., Módena, 5 de mayo del 2004). Estas son las razones masculinas por las que se prohíbe que las mujeres participen en el rito de iniciación, en la ceremonia de ingreso en la «honorable sociedad». Unos motivos que reflejan los prejuicios culturales y biológicos que durante siglos han mantenido apartadas a las mujeres de la esfera pública. La pertenencia al sexo masculino parece, por tanto, ser el criterio principal de selección para acceder al «bautismo mafioso»: «¿Las mujeres afiliadas a la mafia? Menuda tontería», exclama el arrepentido Antonio N. (entrevista a Antonio N., Módena, 5 de mayo del 2004). «No, ¿bromeas? Nosotras, las mujeres, no podemos», afirma la colaboradora de la justicia Rosa N. (entrevista a Rosa N., Milán, 28 de abril de 1998). Pero esta exclusión familiar, tal y como aparece codificada en las normas mafiosas y queda en parte confirmada por las estadísticas criminales, representa un punto de partida engañoso. Si de verdad creyésemos a las primeras o nos fiásemos de las segundas, este libro no tendría razón de ser. Y, en cambio, el universo femenino existe en la mafia y hasta es posible reconstruir la transformación que ha experimentado en los últimos tiempos. A la larga ha prevalecido en la opinión pública la idea de que las mujeres eran ajenas a las actividades criminales de sus maridos, de sus padres o de sus hijos. O que incluso las ignoraban. Una imagen que, sin embargo, empezó a desdibujarse a finales de los años ochenta, cuando una serie de nuevos estudios sobre el fenómeno reveló una rea lidad oculta y descubrió unas funciones femeninas más activas y significativas que las que reflejaban los estereotipos dominantes1. Ahora bien, la ausencia que se les atribuía en el pasado no se justifica exclusivamente con la invisibilidad general que derivaba de la infravaloración del fenómeno. Así pues, en los últimos treinta años se ha asistido a una efectiva transformación de los papeles que las mujeres desempeñan en la Cosa Nostra y en la ‘ndrangheta2. Este volumen tiene como objetivo determinar los momentos de continuidad y de ruptura con esta vieja visión.

   Analizaré la «evolución» de las funciones femeninas a lo largo del tiempo integrándola en un marco teórico de carácter histórico-criminológico y pasando de las consideraciones generales a las particulares. En la primera parte del libro indagaré sobre el papel que tradicionalmente han desempeñado las mujeres mafiosas. En los capítulos centrales, a través del relato de algunos episodios vitales, analizaré el ingreso de las mujeres en las actividades criminales y el cambio de óptica con la que ahora las consideran los órganos investigadores. En la última parte, abordaré el tema del arrepentimiento femenino «escuchando» el testimonio de una colaboradora de la justicia que en el pasado fue miembro de la ‘ndrangheta.

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]