Ficha técnica

Título: Mis momentos | Autor: Andra Camilleri | Traducción:  Carlos Gumpert Melgosa | Editorial: Duomo | Colección:  NefelibataPáginas: 224 | ISBN: 9788416634323 Fecha publicación: octubre 2016 | Precio: 16,80 euros

Mis momentos

DUOMO

Una vida hecha de pequeños momentos pero, sobre todo, de breves encuentros con personas que se cruzan en su camino y que, con el paso del tiempo, adquieren todavía más fuerza y regresan con mayor nitidez. Andrea Camilleri recuerda en este libro muchos de aquellos momentos y rescata de su memoria los encuentros más significativos con personas de toda clase. Famosos, desconocidos, amigos de sus años de juventud, de su época como director de teatro y televisión. Encuentros y momentos que, al cabo de los años, se transforman en historias de su propia vida.  

«Los hombres, las mujeres y los libros de los que hablo han representado para mí destellos, relámpagos, momentos de mayor nitidez, y por eso he querido darles las gracias.» ANDREA CAMILLERI

«No todos los escritores tienen una historia que contar. Andrea Camilleri sí.» El País – Babelia

«Una sabiduría de zorro viejo, un humor socarrón del que nadie se libra y una enorme comprensión hacia las debilidades humanas.» ABC Cultural

«Siento una envidiosa admiración por las personas que, como Camilleri, consiguen gracias a la palabra provocar instantes mágicos.» Corriere della Sera

«Un verdadero homenaje a los lectores.» Gazzetta del Sud

«Sin duda me repito, pero Camilleri es el maestro sin reglas.» Antonio Manzini

«Camilleri transforma cada mirada, sonrisa, lágrima, rasgo y tic de su vida en una auténtica perla.» Il Fatto Quotidiano

«Camilleri abre el baúl de los recuerdos con elegancia y melancolía.» Gazzetta del Sud

«Rostros memorables en un libro conmovedor.» Il Messaggero 

 

ANTONIO

Una mañana de mediados de enero de 1942, al entrar en el café Cuocolo, vi a un desconocido en la caja: era un chico dos o tres años mayor que yo, eso era indudable, un tanto rollizo, o regordete, de pelo rubio y gruesas lentes, y estaba tan absorto en la lectura de un libro que levantaba la vista justo lo necesario para cobrar, dar el cambio y mascullar un saludo. Intrigado, me las arreglé para averiguar lo que estaba leyendo: se trataba de La puerta estrecha de André Gide. Mi estupefacción fue mayúscula: en la provincia de Agrigento, ¿cuántos lectores de Gide seríamos? Una docena, si llegábamos. No supe contenerme y le hablé:

     -¿Te gusta Gide?

     La respuesta fue:

     -¿Por qué? ¿Es que lo has leído?

     -Yo sí. ¿A ti te gusta?

     -No me convence del todo.

     Al día siguiente en la caja estaba Andrea, el hijo del señor Cuocolo. El chico al que había visto el día anterior, en cambio, estaba sentado a una mesa ante una tacita de café recién bebido y seguía leyendo la novela de Gide. Le pedí permiso para sentarme a su lado y nos presentamos. Y así fue como me enteré de que se llamaba Antonio y de que era el hermano mayor de Andrea.  

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]