Ficha técnica

Título: Memoria de la inocente niña homicida | Autora: Isabel Camblor  | Editorial: Pre-Textos   | ISBN: 978-84-15297-94-9 | Páginas: 200 | Formato:  19 x 13 cm.| Encuadernación: Rústica | PVP: 13,00 € | Publicación: 2012

Memoria de la inocente niña homicida

PRE-TEXTOS

23 de febrero de 1981. Un pueblo castellano enclaustrado entre cordilleras. Elena, de siete años de edad, asiste como cada lunes a su clase de catequesis. Inesperadamente, Elena y sus compañeros son instados a salir del aula y regresar cuanto antes a sus casas. Un golpe de Estado se está produciendo en ese momento en el país. Durante su vuelta a casa un suceso repentino y fortuito condicionará involuntariamente la forma en que, a partir de entonces, deberá resolver cualquier acontecimiento inoportuno que se le presente.

Principios de octubre de 1992, Madrid. Elena emprende su etapa universitaria en un colegio mayor. Han pasado once años en los que se ha visto obligada a enfrentarse a la vida de una forma distinta. Ahora debe hacerlo nuevamente y, muy a su pesar, se ve obligada a seguir actuando de manera implacable.

Memoria de la inocente niña homicida es una novela dulce y amarga, trágica y cómica, incluso quijotesca. Es un relato en el que el amor, la ofensa, la nostalgia, la soledad, la realidad más atroz y la candidez más conmovedora van alternándose de forma completamente aleatoria mientras una tensión poderosa va apoderándose gradualmente de la historia. Pero sobre todo es una reflexión, una honda y lúcida reflexión, sobre la inevitable fragilidad humana. 

 

PÁGINAS DEL LIBRO

ELENA apenas guardaba recuerdos de su niñez. Lograba episodios, considerablemente desde que ella se fue a vivir a Madrid, en cuanto cumplió los dieciocho.

     De principios de los ochenta escasamente se acordaba del hecho de haber existido. Con dificultad lograba recuperar la imagen de su madre, siempre vestida con un traje sastre corte lápiz. Del pueblo, casi nada: helechos, frondas y árboles como cepillos; en verano, la piscina municipal, las patatas fritas Risi y Bruce Springsteen, en los inviernos sólo el frío intenso y alguna evidencia de éste: cuando helaba de madrugada y los canalones de los tejados formaban carámbanos; también el perfil de la cordillera, a lo lejos, asimétrico siempre, nevado solamente por el norte.

     En cuanto a amigos de la infancia, recordaba haber tenido una, Valentina: el timbre de su voz, sus facciones suaves, muy pocos juegos, algunas peleas, y la muñeca negra, la Nancy negra de Valentina. Era preciosa, con los rizos de un negro azulado y las pestañas larguísimas.

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]