Ficha técnica

Título: Los mecanismos de la ficción. Cómo se construye una novela | Autor: James Wood | Traducción: Ana Herrera Ferrer | Editorial: Gredos-Colección: BNC | Número: 17 | Páginas: 200 | Formato: 15,5 x 23,2, rústica con solapas | ISBN: 978-84-249-3610-5 | Precio: 23 euros | Publicación: septiembre de 2009

Los mecanismos de la ficción. Cómo se construye una novela

EDITORIAL GREDOS

 

En la tradición de Aspectos de la novela de E. M. Forster, El arte de la novela de Milan Kundera o El arte de la ficción de David Lodge, la presente obra es un estudio sagaz y chispeante de los elementos fundamentales de la ficción, como la narrativa, el detalle, la caracterización, el diálogo, el realismo y el estilo. En su primer libro dedicado íntegramente al análisis literario, uno de los críticos más prominentes de nuestro tiempo disecciona la maquinaria de la narración de historias y se plantea una serie de preguntas fundamentales: ¿Qué queremos decir cuando afirmamos que «conocemos» a un personaje de ficción? ¿Cuáles son los detalles «reveladores»? ¿Cuándo es acertada una metáfora? ¿Es realista el realismo? ¿Por qué el final de la mayoría de las novelas decepciona?

 

James Wood recorre un amplio espectro, desde Homero hasta Beatrix Potter, desde la Biblia hasta John Le Carré, analiza las técnicas de construcción de la ficción y al mismo tiempo ofrece una historia alternativa de la novela. Divertido y profundo, su libro resume de una manera incisiva dos décadas de trabajo crítico audaz, controvertido a menudo y ahora ya clásico, y resultará muy instructivo para escritores, lectores o cualquiera que esté interesado en lo que ocurre en las letras. Un libro que sin duda cambiará nuestra manera de leer.

 

NARRACIÓN

1
La casa de la ficción tiene muchas ventanas, pero sólo dos o tres puertas. Puedo contar una historia en tercera persona o en primera persona, o quizás en segunda persona del singular, o en primera persona del plural, aunque los ejemplos acertados de este último caso son realmente  escasos. Y eso es todo. Cualquier otra cosa probablemente no se parecerá demasiado a una narración; puede estar más cerca de la poesía o de la prosa poética.

2

En realidad, estamos atrapados en la narración en primera o en tercera persona. La idea más común es que existe un contraste entre la narración fiable (narrador omnisciente en tercera persona) y la narración no fiable (el narrador en primera persona nada fiable, que sabe menos sobre sí mismo de lo que finalmente sabe el lector). Por un lado, Tólstoi; por otro, Humbert Humbert o el narrador de Italo Svevo, Zeno Cosini, o Bertie Wooster. La omnisciencia del autor, según asume la gente, ya tuvo su momento, en gran medida como ese «vasto brocado musical comido por las polillas llamado religión» también tuvo el suyo. W. G. Sebald me dijo una vez: «Creo que la ficción que no reconoce la incertidumbre del narrador mismo es una forma de impostura que encuentro muy, muy difícil de asumir. 

 

 

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]