Ficha técnica

Título: Libros, secretos | Autor:  Jacobo Siruela | Editorial: Atalanta | Colección: Memoria mundi – 96 |  Páginas 270 | Formato: 14 x 24 cm  |  Encuadernación: Rústica   | ISBN: 978-84-943770-2-0 | Precio: 21 euros 

Libros, secretos

ATALANTA

A pesar de su diversidad temática, los ensayos de este libro van confluyendo entre sí como vasos comunicantes hasta formar un cuerpo unitario. El primero se adentra en fuentes olvidadas: el intrigante manuscrito Voynich, que ni los más sagaces criptógrafos han sabido descifrar; el Libro mudo, cuyo único «texto» está compuesto de quince misteriosas imágenes alquímicas; el inextricable Finnegans Wake, de Joyce; La arquitectura natural, un laborioso tratado sobre las leyes universales de la armonía relacionadas con el número; y, por último, Formas de pensamiento, una curiosa obra teosófica desconocida. Su propósito es tratar de iluminar los diferentes secretos que esconden estos libros. Sin embargo, Formas de pensamiento -fuente de inspiración para los primeros pintores abstractos- abre una nueva senda especulativa: la de mostrar el rostro oculto y complementario de lo que llamamos modernidad. Ese mismo sentido guía el objetivo del segundo capítulo, que versa sobre la búsqueda intempestiva de lo femenino que llevó a cabo la poeta surrealista Valentine Penrose, y del tercero, dedicado al mito moderno del vampiro.

El cuarto capítulo es una interpretación diferente de la epopeya de Gilgameš, la obra literaria más antigua del mundo, que relata el proceso de iniciación del héroe con una fuerza y unas imágenes subyugantes. El siguiente capítulo, titulado «La metáfora absoluta», ahonda en uno de los puntos me­nos abordados por el pensamiento contemporáneo: en un largo recorrido sintético a través de las diversas doctrinas de la ilusión, trata de persuadirnos de la contundente paradoja de que la me­jor manera de aproximarnos a lo real sea por medio de ciertas metáforas poéticas. El último ensayo, ya publicado en el libro de Masao Yamamoto Small Things in Silence, es una exploración del particular mundo estético de este gran fotógrafo japonés, que concluye con una profunda reflexión sobre por qué la belleza, el mayor enigma del arte, ha influido tanto en la filosofía y en la religión.

«Con su segundo libro, el editor Jacobo Siruela se confirma como un fabuloso lector, escritor y pensador». Pepe Aracil. La información de Alicante.

«Todos esos modos de decir lo indecible son, en definitiva, los que se abordan con encomiable erudición en este «Libros, secretos». En ese sentido, en el sentido recto y omnicomprensivo del término, estamos ante un libro plenamente ilustrado». Manuel Gregorio González. Diario de Sevilla

«Hace años que Jacobo Siruela dio pruebas de su pertenencia a la recia estirpe borgeana de la literatura, esa que rinde culto a la curiosidad, las ideas, la fantasía y el arte, que ama la ficción pero no desecha la realidad -y que hasta las prefiere a ambas creciendo de la mano por un sendero que guían la inteligencia y la imaginación-.» Héctor J. Porto. La voz de Galicia.  

 

Libros secretos

     De alguna manera, todos los libros tienen secreto. Cualquier obra que presente ciertos grados de complejidad siempre oculta bajo su llano manto de palabras algunos aspectos opacos más allá de su primer plano de significado. La Comedia de Dante, por ejemplo, podía leerse, según su autor, de cuatro formas distintas: una literal, una alegórica, una moral y otra anagógica. Las tres primeras lecturas eran más o menos accesibles; la última encubría un sentido místico más profundo, destinado a unos pocos. Según Joyce, cada capítulo del Ulises se refiere a un episodio de la Odisea y desarrolla una voz, una técnica y un punto de vista diferentes; y algo semejante sucede con El castillo de Kafka, que puede entenderse también como una vasta alegoría, tal como han sugerido sus más finos exégetas. De modo que al margen de sus esplendores verbales, al margen de la singular originalidad de sus temas y complejidades estructurales, la calidad de estas obras ha de medirse también por la coherencia y profundidad de sus diversas capas de sentido. 

     Salvo Thought-Forms -que no es propiamente un texto «secreto» sino un libro, digamos, con secreto-, casi todas las obras mencionadas en este ensayo son casos más o menos extremos de opacidad: o bien se expresan en un lenguaje impenetrable, o bien requieren para su entendimiento de un saber previo totalmente ajeno a un discurso accesible. Lo cual no quiere decir de ningún modo que sean intrascendentes o caprichosas. Todo lo contrario. Con la excepción de la torrencial novela de Joyce -que es una profunda inmersión lingüística en la noche del logos-, cada uno de estos libros persigue un fin preciso, minuciosamente trabajado. La mayoría se refiere a aspectos cualitativos del mundo, cuyo campo de significado se oculta tras un misterioso velo de símbolos que, precisamente por alejarse de nosotros, aviva el deleite de la imaginación. Constituyen, digamos, la otra cara de la moneda, aquella zona de exclusión cultural que el tiempo ha arrojado fuera de los caminos usuales y que, por esta razón, ha de ser reconsiderada bajo otras perspectivas.

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]