Ficha técnica

Título: Las cadenas de la ilusión | Autor: Erich Fromm | Editorial: Paidós |  Precio: 15 € | Páginas: 272 | Formato: 12,5 x 19,2 cm |  Tapa dura con sobrecubierta  |  Género: Ensayo |  Fecha de publicación: 2 de octubre de 2008 | ISBN: 978-84-493-2167-2

Las cadenas de la ilusión

EDITORIAL PAIDÓS

La influencia que Marx y Freud ejercieron en la historia del pensamiento del siglo pasado es indiscutible. Erich Fromm, preocupado por la aparente contradicción entre la responsabilidad individual y la responsabilidad social, pronto mostró su interés en las enseñanzas de estos dos grandes pensadores, cuyas interpretaciones del ser humano le convencieron plenamente.

Sin embargo, Fromm no tardó en advertir la contraposición entre ambos sistemas y, a partir de ese momento, dedicó su obra a esclarecer estas  contradicciones aparentes. Ello le indujo a revisar diversos supuestos de ambos autores y a elaborar una síntesis de ambas teorías,  en un proceso apasionante que constituye la base de esta autobiografía intelectual.

Confrontando a Marx y a Freud,  Fromm demuestra cómo la profunda comprensión de la obra de estos pensadores conduce a un cuerpo único de conocimientos cuya trascendencia está destinada a perdurar. 

I

ALGUNOS ANTECEDENTES

PERSONALES

    Si un hombre se pregunta cómo llegó a interesarse en aquellos ámbitos del pensamiento que estaban destinados a ocupar el sitio más importante a lo largo de toda su vida, no le será fácil encontrar una respuesta sencilla. Quizá nació con una inclinación hacia determinados problemas, o quizá fue la influencia de algunos de sus maestros, o de las ideas en boga, o de experiencias personales que lo guiaron por el sendero de sus intereses posteriores -¿quién sabe cuál de estos factores han determinado el rumbo de su vida?-. Indudablemente, si uno quisiera saber con precisión la influencia relativa de todos estos factores, nada que no fuese una autobigrafía histórica detallada podría siquiera intentar dar con las respuestas.

    Toda vez que el propósito de este libro no es en modo alguno el de una autobiografía histórica, sino más bien el de una autobiografía intelectual, trataré de  seleccionar unas cuantas experiencias de mi adolescencia que condujeron a mi posterior interés por las teorías de Freud y de Marx y por la relación entre ambas.

    Si deseo comprender de qué manera el problema de por qué los seres humanos actúan como lo hacen llegó a ser de tan primordial interés para mí, tal vez baste con partir de la premisa de que haber sido hijo único, con un padre angustiado y taciturno y una madre predispuesta a las depresiones, fue suficiente para despertar mi interés por las extrañas y misteriosas razones que motivan las reacciones humanas. Sin embargo, recuerdo con toda claridad un incidente -tendría unos doce años- que estimuló mis ideas mucho más intensamente que cualquier experiencia anterior, y que preparó un interés por Freud que no habría de manifestarse hasta diez años después.

    He aquí tal incidente: conocí a una joven, amiga de la familia. Tendría tal vez veinticinco años; era hermosa, atractiva, además de ser pintora. La primera pintora que conocí. Recuerdo haberme enterado de que había estado comprometida en matrimonio pero que algún tiempo después había roto el compromiso; recuerdo que casi invariablemente acompañaba a su padre viudo. Según la imagen que tengo de éste, era un hombre viejo, poco interesante y sin mucho atractivo, o por lo menos así me parecía (tal vez mi valoración estaba un tanto distorsionada por los celos). Un día me enteré de la fatal noticia: su padre había muerto, e inmediatamente después ella se había suicidado dejando una nota en la cual expresaba su deseo de ser enterrada junto con su padre.

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]