Ficha técnica

Título: La vuelta al mundo con la tía Mame | Autor: Patrick Dennis  | Traducción: Miguel Temprano García | Editorial: Acantilado | Colección: Narrativa del Acantilado, 231 | Género: Novela | ISBN: 978-84-15689-84-3 | Páginas: 360 | Formato:  13 x 21 cm.| Encuadernación: Rústica cosida | Precio: 20,00 euros

La vuelta al mundo con la tía Mame

ACANTILADO

Tras partir hacia Oriente con el pequeño Michael, tía Mame (que nos sorprendió y fascinó con La tía Mame, Acantilado, 2010) había prometido regresar a tiempo para la vuelta al colegio del niño. Pero ya han pasado dos años y medio, y nada se sabe de la extraña pareja, más allá de algunas postales fortuitas llegadas desde lugares exóticos. Pegeen está fuera de sí, pero Patrick intenta calmarla: tía Mame es la mejor compañera para dar la vuelta al mundo, su único problema es no ver nunca el momento de regresar… Así que Patrick decide explicar a su mujer, con bastantes omisiones, una parte de su vida que había mantenido oculta hasta entonces: unos años antes de la Segunda Guerra Mundial, él dio la vuelta al mundo con tía Mame: París, Londres, la Austria nazi, la Rusia soviética y Oriente son algunos de los destinos de ese divertidísimo viaje, lleno de aventuras, en el que el lector no para­rá de reír con la extravagante y deliciosa Mame, con su sentido del humor irreverente y sus ganas de vivir. 

«Una irreverente lección de vida e historia. Un clásico repleto de humor despendolado, risas, trotamundos y viajes por la Europa de entreguerras». David Morán, ABC

«Hace un par de años Acantilado nos descubrió los encantos de esta indescriptible mujer en La tía Mame. Ahora regresa con nuevos bríos para hacernos pasar un inmejorable rato frente a un libro divertido que despierta sonrisas y risas a partes iguales». Cambio 16

«A una, que ya no tiene edad de escribir cartas a los Reyes, le hubiera gustado recibir en lugar de una Nancy modosita y más bien tontorrona una tía Mame juerguista y despendolada». Isabel Gómez Melenchón, La Vanguardia

«Humor femenino, transgresión y nostalgia».
Mujer Hoy

«Extravagantes locuras y delirantes aventuras».
The New York Times

«La tía Mame provoca carcajadas». Vanity Fair

«La tía Mame animaría a un muerto». Ricard Ruiz Garzón,
Time Out

«Divertida y alocada, aventurera y caprichosa». Antonio Lozano,
La Vanguardia

 

LA TÍA MAME
Y LA POSTERIDAD 

Ya casi estamos en Navidad y la perspectiva me resulta cada vez más odiosa. Las tiendas que no colocaron sus adornos por San Miguel se apresuraron a hacerlo con descarada ostentación en Halloween. En todas las esquinas hay altavoces que berrean villancicos enlatados. Los dependientes de Saks están más hoscos, los de Lord & Taylor más altivos y los de Bergdorf más quejosos que en ninguna otra época del año.

     Por todas partes veo niños a quienes llevan de la mano a pedir carísimos regalos a los Santa Claus de los departamentos de juguetes. En los trenes de cercanías veo cada noche a padres cargados con enormes paquetes y hablando, no de los impuestos, ni de política, ni de la Bolsa, sino de las complejidades de montar trenes eléctricos y bicicletas inglesas.

     Odio ir a diario al despacho porque lo único que me espera allí es un mensaje de ese idiota pomposo del Departamento de Estado explicando que siguen sin conseguir ninguna información fiable, pese a que están haciendo todo lo que está en su mano; un cable de la condesa de Upshot (antes conocida por Vera Charles) asegurando que estuvo a punto de toparse con ellos en el funeral del Aga Kan en julio, y que le pareció verlos en septiembre en el aeropuerto de Copenhague; y una farragosa carta de mi empleado en Londres, Percy «Peekaboo» Pankhurst, en la que me anuncia que su agencia de detectives sigue sobre su pista y me pide que le envíe otras cien libras. 

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]