Ficha técnica

Título: La República de las Letras | Autor: Marc Fumaroli | Traducción: José Ramón Monreal | Editorial: Acantilado | Colección: El Acantilado, 282 | ISBN: 978-84-15689-87-4 | Páginas: 408 | Formato: 13 x 21 cm. | Encuadernación: Rústica cosida |  Género: Ensayo | Precio: 33,00 €   | Publicación: octubre 2013

La República de las Letras

ACANTILADO

La República de las Letras no tiene fronteras, ni gobierno, ni jerarquía. Alejada de cualquier especialización, sus miembros son estudiosos interesados en cualquier rama del saber, que no esperan remuneración alguna por sus conocimientos. A pesar de sus logros extraordinarios-filológicos, filosóficos y científicos-, fueron generalistas vivamente interesados en muy diversos aspectos del espíritu humano. Ya desde sus inicios, significó algo así como la defensa de un comercio amical con los vivos y los muertos que configuró un civismo ilustrado al margen de cualquier constricción doctrinal y que ha construído la Europa moderna, más allá de lo económico o lo nacional. Como dice Marc Fumaroli en el prólogo a esta edición de Acantilado que recoge por primera vez todos sus trabajos sobre la cuestión, «hacer la historia de esta institución singular y metamórfica es no sólo afrontar Europa bajo una luz desacostumbrada, ni económica, ni militar, sino convencerse también de que una instancia transnacional semejante es aún más deseable en el siglo de Facebook de lo que lo fue en el siglo de la invención del libro».  

«Una nueva muestra de las dos facetas más destacadas del ensayista. Por un lado su erudición casi apabullante aplicada al campo de la cultura europea y francesa en particular, con especial querencia por el siglo XVII en el que es especialista. Por el otro su vocación de polemista, rebatiendo la celebración acrítica del progreso y la peligrosa banalización de la cultura con el todo vale. Lo que se propone en este libro no es un mero ejercicio de brillantísima arqueología cultural. Su vocación es además la de ser espejo, acicate. Entre otras muchas virtudes, esta nueva lección magistral de Fumaroli nos recuerda que, como bien sabían los humanistas, la cultura es una de las pocas vacunas eficaces contra la mediocridad y la majadería». Mauricio Bach, La Vanguardia

«Un libro que hará las delicias de los amantes de las sociedades literarias, los cenáculos letrados… y los salones o círculos dedicados a la alta conversación». Jordi Llovet, El País

«Un trabajo con aires de definitivo». Luis Benvenuty, La Vanguardia

«Fumaroli sabe comprender como nadie la cultura antigua, la medieval, la magnífica síntesis de paganismo y cristianismo renacentista, así como su propio París». Eugenio Trías

«Hombre de proustiana exquisitez, sabio como ya no quedan». Jordi Llovet,
El País

«Uno de los grandes intelectuales de nuestro tiempo». Eduard Cairol,
La Vanguardia

«Marc Fumaroli es uno de los intelectuales más destacados del último medio siglo de vida europea. Un intelectual a la an­tigua usanza, de los que ya casi no se fabrican». Manuel de la Fuente,
ABC

«Una de esas voces que resuenan sobre el actual griterío». Tereixa Constenla,
El País

 

INTRODUCCIÓN

     En un libro publicado en 1979, y que hizo época, La imprenta como agente de cambio, Elizabeth Eisenstein quiso demostrar que la invención y la expansión de la imprenta no habían sido suficientemente reconocidas hasta ahora por lo que eran: una revolución tecnológica que multiplicó y aceleró los avances del saber, al mismo tiempo que hacía madurar la autonomía intelectual del individuo y aumentaba el campo de su libre y pública expresión. Inspirada por los puntos de vista de Marshall McLuhan, pero no por las reservas íntimas del célebre publicista católico hacia las nuevas tecnologías de posguerra, Elizabeth Eisenstein, so pretexto de celebrar los beneficios revolucionarios de la imprenta y del libro impreso, ponía los jalones de otra apología, la de los nuevos medios de comunicación entonces en fase de despuntar en América y la de Internet, aún reservado a un pequeño número de personas en los años ochenta.

     Esta apología americana supone, aparte de la incesante aceleración del progreso humano, su escansión mediante unas revoluciones tecnológicas cada vez más radicales, revoluciones que liberan al hombre continuamente de los límites que le ha impuesto la naturaleza, y crean para su comodidad e incluso para su felicidad una segunda naturaleza artificial, en la que sus sentidos, su inteligencia, su memoria, su imaginación, pero también su salud física y sus posibilidades de vida han aumentado prodigiosamente.

     Esta utopía eufórica, casi milenarista, de pueblo elegido para un Manifest destiny se ha extendido a la mayor parte del universo, más o menos reformado o alineado con el modelo del gran mercado de Estados Unidos.

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]