Ficha técnica

Título: La mano invisible | Autor: Isaac Rosa | Editorial: Seix Barral | Colección: Biblioteca Breve | Género: Novela | ISBN: 978-84-322-0933-8 | Páginas: 384 | Formato:  13,3 x 23 cm.| Encuadernación: Rústica con solapas |  PVP: 19,50 € | Publicación: 6 de Septiembre de 2011

La mano invisible

SEIX BARRAL

Ya sabemos que no es habitual en la narrativa reciente y por eso lo advertimos: ésta es una novela donde los protagonistas trabajan. Mucho. De hecho, no hacen otra cosa. Y no precisamente de forma creativa o intelectual; no son cineastas ni investigadores intrépidos ni mucho menos escritores. Algunos incluso trabajan con las manos. Y hasta sudan. Y por supuesto se cansan. Y enferman, se duelen, se aburren, se desesperan. Sienten cada mañana ese malestar común a tantos trabajadores que de niños, cuando jugaban a los oficios, esperaban otra cosa del mundo laboral.

En las páginas de La mano invisible encontrarán gente que pone ladrillos, monta piezas en cadena, corta carne, cose, friega, carga cajas, teclea sin descanso. Pero no saben con qué finalidad. Sólo una cosa es segura: una mano mueve los hilos y puede convertir su jornada en una pesadilla. Ya que no solemos reparar en ellos, aprovechemos para observarlos mientras trabajan. A ellos no les importa. Saben que estamos mirando.

Isaac Rosa aborda el tema del mundo laboral y cómo nuestra percepción del trabajo ha ido cambiando con nosotros, y lo hace desde dentro, desde el deterioro que cada vez más trabajadores sufren, mediante una historia llena de tensión y estupor. Siempre innovador en su exposición, pero preservando una voz inconfundible, Isaac Rosa arranca desde un primer plano para abrir progresivamente un punto de vista que dejará al descubierto su excepcional planteamiento y nuestro admirado asombro.

«Isaac Rosa dibuja en trazos literarios una geografía moral de nuestro tiempo histórico», José María Pozuelo Yvancos.

«Más que necesario», Vicente Luis Mora.

«Un prosista cuidadoso y brillante, bien dotado para la ironía y la parodia», Ricardo Senabre, El Cultural de El Mundo.

«Isaac demuestra su dominio de la buena literatura», Víctor Claudín, Letra Internacional.

«Isaac Rosa ha sabido hacer gran literatura», Antonio Lucas, El Mundo.

«Unos mecanismos narrativos impecables e implacables», Joaquín Arnáiz, La Razón.

«Uno de los escritores más sólidos e interesantes de la actual narrativa española», Carmen Méndez, Expansión.

«En sus manos, la novela adquiere un valor universal», Martin Silver, Le Monde. 

 

PÁGINAS DEL LIBRO

Siempre, al llegar, tiene el impulso de saludar. No un saludo teatral, de pararse, juntar los pies y doblar medio cuerpo con una reverencia, aunque el lugar invite a eso o incluso a algo más circense, dar una carrerita de impulso y encadenar varias volteretas con un salto final. Se conformaría con levantar la mano y agitarla en varias direcciones, quizás sonreír, pero no lo hace, qué ridículo. Entra desde la puerta del fondo y recorre treinta metros hasta alcanzar la zona donde están colocados los materiales y herramientas. Aunque ya es su segunda semana, todavía se pone un poco nervioso al llegar. Camina sin naturalidad, con paso ligero, mirqndo al suelo, las manos en los bolsillos, calculando sus gestos como si se viera desde fuera, qué efecto provocará su andar tímido, mete barriga, levanta un poco la barbilla, le habrán visto o todavía no. Incluso en sus primeros movimientos, al colocarse el casco o coger el cepillo, lo hace con cuidado, evitando hacer ruido, como si así ganase unos minutos de soledad antes de que le vean. Mientras barre los restos del día anterior, la arenilla y las lascas del ladrillo que quedaron por el suelo, mira con disimulo, arrugando los ojos por el deslumbramiento. Con los focos de frente no puede distinguir nada, una espesura gris y brillante tras los reflectore, pero sabe que hay alguien por los murmullos, las toses, una risa que quiere creer no la ha provocado su llegada. No debe de haber muchos, es temprano, la gente a estas horas está a otra cosa.

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]