Ficha técnica

Título: La conquista del Clasicismo | Autores:  Jorge García López, Eugenia Fosalba y Gonzalo Pontón | Editorial: Crítica | Colección: Historia de la Literatura Española | Género: Ensayo | ISBN: 978-84-9892-621-7 | Páginas: 836 | Formato:  15,5 x 23 cm.| Encuadernación: Tapa dura con sobrecubierta | Precio: 35 euros 

La conquista del Clasicismo

CRÍTICA

Con este volumen se da fin a la Historia de la literatura española dirigida por José-Carlos Mainer. El siglo XVI, dominado por el reinado de dos monarcas y marcado por la expansión imperial, constituye un período de renovación en todos los géneros y manifestaciones literarias, al arrimo de las novedades del humanismo italiano y europeo: la poesía transforma su métrica y su lenguaje de símbolos, y aclimata a una lengua dúctil y llena de futuro las posibilidades y los altos horizontes de la poesía latina e italiana; la prosa se abre a infinitos vericuetos, desde el diálogo a las epístolas, de los libros de caballerías a los de pastores, de los moriscos a los picarescos, en pos tanto de experiencias reales como de historias imaginativas; el teatro pasa de ser una experiencia meramente literaria, cortesana o religiosa a convertirse en el primer espectáculo de masas de la Edad Moderna, con las implicaciones que ello supone. La presente obra, compuesta por tres de los mayores especialistas en el período, tiene en cuenta las tensiones intelectuales (humanismo en sus distintas fases), sociales (un mundo en transformación hacia el Estado moderno), políticas (ruptura del equilibrio peninsular a favor de Castilla), espirituales (ansias de reforma y misticismo) y materiales (la explosión del mercado del libro) que afectan a la creación literaria en lengua española durante el que probablemente sea su período de mayor impacto mundial.

INTRODUCCIÓN

La literatura española del siglo xvi puede considerarse, en su práctica totalidad y a grandes trazos, como el desempeño de un objetivo específico: la conquista del clasicismo, expresión con la que hemos titulado el presente volumen, sin querer transmitir con ello ninguna actitud épica o triunfalista por nuestra parte. En efecto, la apropiación, asimilación y -en algunos casos- superación del legado redescubierto por los humanistas italianos del Quattrocento, con sus implicaciones (filología y conciencia histórica, ideales pedagógicos, vocación política, dignidad moral), es la vara de medir de casi todas las manifestaciones culturales de la época, ya sea por su adscripción a estos objetivos, ya por su reluctancia a aceptarlos. En el Quinientos europeo, la historia del humanismo conoce dos tiempos y tiene por desembocadura natural, a finales de siglo, la revolución científica, que implicó un abandono de los presupuestos basales del modelo cuatrocentista para dar paso a una visión más amplia y múltiple de la antigüedad clásica, donde se reivindicaron con fuerza nombres poco relevantes, cuando no ignotos, para el período fundacional, al tiempo que suponía la traslación al terreno de la filosofía natural del rigor científico que se había conquistado en el estudio de la antigüedad clásica. En el ámbito intelectual, dos referentes descuellan y marcan el ritmo de la centuria: Erasmo de Rotterdam, que encarna los ideales con los que se abre el siglo, como humanista cristiano y figura continental aliada a la imprenta, y Justo Lipsio, cuya obra altera de forma radical los planteamientos estéticos finiseculares y representa de forma cabal ese «otoño del Renacimiento» del que ha hablado William J. Bouwsma.

     El humanismo, pues, comienza como movimiento cultural italiano cuyo éxito radica en su engranaje con una sociedad basada en el comercio y configurada por una multitud de centros de poder, y se va convirtiendo en alternativa pedagógica y científica en los últimos decenios del siglo xv y los primeros del siglo XVI.

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]