Ficha técnica

Título: La cara oculta de la edición | Autor: Martine ProsperTraducción: Gabriela Torregrosa | Editorial: Trama | Colección: Tipos Móviles | Género: Memorias | ISBN: 978-84-92755-55-4| Páginas: 104 | Formato:  14,5 x 20,5 cm. |  PVP: 16,00 € | Publicación: 3 de Junio de 2011

La cara oculta de la edición

TRAMA

Una larga trayectoria en el mundo de la edición, y su labor al frente de la principal organización sindical del sector en Francia, colocan a Martine Prosper en una posición privilegiada desde la que dar cuenta de las «entrecajas» de una actividad editorial que, en demasiadas ocasiones, se complace en su propio mito.

Consciente de la imperiosa necesidad de abrir espacios de reflexión, análisis y debate en un ámbito en continua transformación, la autora aborda de manera contundente y lúcida algunos de los males endémicos que no por ocultos dejan de formar parte de esa actividad cultural y empresarial: la precariedad laboral, una lógica financiera implacable, el horizonte siempre en el corto plazo…

La cara oculta de la edición, cual «recto verso», lleva a cabo una necesaria, y por eso mismo a veces incómoda, tarea de despojar cierto glamour atribuido a los oficios del libro, haciendo hincapié en la brecha entre el mito y su realidad social subyacente. Editores, libreros, escritores, traductores y correctores se reconocerán, sin duda, en estas páginas.

 

PREFACIO A LA EDICIÓN ESPAÑOLA  

«Hace casi dos años que me paseo por las editoriales,
y conozco lo esencial del negocio:
no es nada del otro mundo, créanme»

Dostoievski, Crimen y castigo
(Cuarta parte, capítulo III) 

       La realidad social es un tema tabú en este pequeño mundo editorial. Es un hecho en España, en Francia y lo más probable es que lo sea también en cualquier otro lugar. Como si el prestigio que confiere el acto de «hacer» libros anulase la cuestión de los derechos socialesmás elementales. Como si en la pasión que debe animar a los «intelectuales» del sector no encajasen consideraciones materiales tan vulgares.

       Salarios cada vez más bajos, contratos precarios, trabajo en negro, ausencia de convenio colectivo específico, inexistencia de un contrapoder democrático en las empresas: las condiciones de trabajo en la industria editorial son a menudo deplorables. Sobre
todo, la tasa de afiliación sindical es ínfima, siendo consecuencia lo uno de lo otro.

       Y sin embargo… en la economía del libro, que es una economía basada en prototipos, la materia prima es ante todo humana. De un extremo al otro de la cadena, sonmujeres y hombres  quienes desde la idea inicial hasta el objeto físico, desde el trabajo editorial propiamente dicho a la comercialización y distribución, construyen la realidad de ese objeto único que es el libro. He aquí, pues, una profesión que tiene vocación «ilustrada», cuya riqueza fundamental es humana, pero que maltrata a todo aquel que trabaja en este sector.

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]