Ficha técnica

Título:  Ideas ajenas | Autor: Simon Leys | Traducción: Teresa Lanero | Editorial: Confluencias |  Colección: L’Hexagone  | Páginas: 156 | Formato: 13 x 21 | Encuadernación: Rústica  | ISBN:  978-84-943830-5-2978-84-943830-5-2 | Precio: 18,00 euros

Ideas ajenas

CONFLUENCIAS

Pierre Ryckmans (Bruselas, 1934 – 2014), que publicaba bajo el seudónimo de Simon Leys fue un extraordinario y erudito crítico literario, notabilísimo novelista, agudo ensayista y riguroso traductor de los textos clásicos chinos, fue uno de los primeros intelectuales europeos en denunciar los horrores de la Revolución Cultural que Mao Zedong lanzó en China a mediados de los años sesenta.

Ryckmans estudió Derecho en la Universidad de Lovaina de su Bélgica natal, y más tarde lengua, literatura y arte chino en Taiwan. Trabajó en Hong Kong como diplomático y en 1970 se estableció definitvamente en Australia. Allí dio clases de Literatura China en la Universidad Nacional de Australia, primero, y más tarde fue catedrático de Sinología en la de Sidney desde 1987 hasta 1993. En España sus libros han sido publicados por Acantilado, Tusquets y Machado Libros. Una de las mentes más lúcidas y nobles.

Un libro de dimensión actual: entrecortado, de citas, de breves reflexiones que nos iluminan los aspectos centrales de cada individuo: amor, amistad, vida, muerte, esperanza.

Una antología que reuniera citas elegidas solo por su elocuencia, su profundidad, su chispa o su belleza correría el riesgo de ser aburrida, interminable e incoherente. Su unidad interna no debe provenir más que de la personalidad y los gustos de su compilador, y ofrecer una especie de reflejo de ellos. Al adoptar criterios de selección de una idiosincrasia tan deliberada, el compilador no cae en la tentación del narcisismo. Todo lo contrario, ofrece un cuadro lúcido de citas y referencias de la cultura universal, que obliga a cada lector a situarse antes el destello directo de citas luminosas. El libro se abre con el último ensayo sobre crítica literaria de Simon Leys, cortesía de su hija, Jeanne Ryckmans.

 

SOBRE L CRÍTICA LITERARIA:

POR QUÉ Y CÓMO

SIMON LEYS

Las personas mayores que imparten conferencias co-rren dos peligros, pueden divagar sin cesar o perder el hilo de su discurso. Para prevenir este doble riesgo, en vez de hablar les voy a leer el texto que he preparado para la charla de esta noche. Es probable que no sea el mejor modo de ofrecérsela y, ciertamente, no el que hubiera utilizado cuando era joven, por lo cual me disculpo. Otro riesgo es el de repetirse, el cual, sin embargo, no me preocupa, porque me temo que voy a repetir una o dos cosas que ya he dicho o publicado antes, pero si lo hago es porque creo que son relevantes para el tema que nos ocupa. 

     El otro día, completamente por azar, mientras ordenaba viejos libros, me tropecé con una frase de Rainer Maria Rilke, que puede proporcionarnos un buen punto de partida a estas reflexiones: «Para acercarse a las obras de arte, no hay nada peor que la crítica. Sólo el amor puede aprehenderlas, hacerlas suyas, ser justo con ellas». Esta frase procede de Cartas a un joven poeta, un libro que solía adorar cuando era un estudiante y que no había vuelto a tocar en casi cincuenta años. Diría que lo encontré por casualidad, pero si uno aprende algo con la edad es que la casualidad no existe. La casualidad es el dios del gobierno.

     Y ahora una advertencia. Espero que no hayan venido esta noche bajo la equivocada impresión de que esta charla versaría acerca de teoría literaria contemporánea o crítica académica. Les confieso que estas dos disciplinas académicas me son por completo ajenas. Ni si quiera entiendo cómo están escritos los artículos: crítica estructural postmoderna, desconstruccionismo… sería incapaz de explicar el significado de estos conceptos. Suscribo de todo corazón la actitud de Chéjov tal cual la explicaba en una carta: «Cuando me dicen lo que es artístico y lo que no es artístico, o realismo, o compromiso, o cualquiera de esas cosas me siento confundido, divido todas las obras en dos grupos: estas me gustan y estas no me gustan. No tengo otra vara de medir.

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]