Ficha técnica

Título: Historia de la guerra | Autor: John Keegan| Editorial: Turner | Colección: Noema | Formato: 14 x 22 cm | Encuadernación: Rústica con solapas | ISBN:  978-84-15832-21-8 | Páginas: 536 | Precio: 24,00 euros

Historia de la guerra

TURNER

«No estaba yo destinado a ser guerrero […]. El destino, sin embargo, haría que el eje de mi vida fuese el ejército». Con esta confesión arranca su autor un libro extraordinario, que recorre la historia de la guerra como impulso humano, como rito cultural y como manifestación tecnológica, analizando desde las tribus primitivas hasta los últimos avances en inteligencia y táctica. 

La lectura ideal tanto para los interesados en historia, temas militares y estudios culturales como para apasionados de la narración de aventuras.

«La capacidad de Keegan como escritor deriva del hecho de que no se ve a sí mismo como un mero cronista de guerra, sino como un estudiante de la naturaleza humana. Es la amplitud de su comprensión de las civilizaciones, tanto como del arte del soldado, lo que hace formidable este libro». MAX HASTINGS, Evening Standard 

INTRODUCCIÓN

     No estaba yo destinado a ser guerrero. Una enfermedad infantil en 1948 me dejó lisiado de por vida, y hace ya cuarenta y cinco años que soy cojo. Cuando en 1952 me presenté al examen médico para el servicio militar obligatorio, el doctor que me examinó las piernas -único médico, por supuesto, que me vio aquel día- meneó la cabeza, apuntó algo en mi expediente y me dijo que podía irme. Semanas después recibía una carta oficial en la que se me comunicaba que había sido clasificado como inútil permanente para el servicio en las fuerzas armadas.

     El destino, sin embargo, haría que el eje de mi vida fuese el ejército. Mi padre había servido en la Primera Guerra Mundial, yo me crie durante la Segunda en una región de Inglaterra en la que se preparaban los ejércitos ingleses y estadounidenses para la invasión del Día D, y ya intuía, en cierto modo, que el servicio de armas de mi padre en el frente occidental en 1917 y 1918 había sido su experiencia vital más importante. Así, ser testigo de los preparativos para la invasión de Europa en 1943 y 1944 fue algo que a mí también me marcó, suscitando en el niño de entonces un interés por los temas militares que se consolidaría cuando fui a estudiar a Oxford en 1953 y elegí Historia Militar como asignatura especial.

     La asignatura especial constituía un requisito únicamente imprescindible para la graduación, por lo que mi implicación en la materia de la Historia Militar habría podido concluir al finalizar mis estudios; pero mi interés fue en aumento en el transcurso de los mismos, fundamentalmente porque casi todos mis compañeros de Oxford, a diferencia de mí, habían hecho el servicio militar, lo que sirvió para hacerme consciente de haberme perdido algo. Casi todos ellos habían sido oficiales y muchos habían servido en campaña, dado que Gran Bretaña, en la década de 1950, veía mermar su imperio por efecto de diversas guerras coloniales de menor entidad; algunos de mis amigos habían combatido en las junglas malayas o en las selvas de Kenia, y recuerdo que algunos habían estado alistados en regimientos en Corea, participando en batallas auténticas.

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]