Ficha técnica

Título: Has de cambiar tu vida | Sobretítulo: Sobre antropotécnica | Autor: Peter Sloterdijk | Traducción: Pedro Madrigal | Editorial: Pre-Textos | Colección: Ensayo | ISBN: 978-84-15297-54-3 | Páginas: 588 | Precio: 35 Euros

Has de cambiar tu vida

 
Las tesis de Peter Sloterdijk, en su gran investigación acerca de la naturaleza del hombre, podrían ser comprendidas como la crítica del cuento del retorno de las religiones. No es la religión la que retorna, sino que, más bien -tal como Peter Sloterdijk documenta en su amplio estudio- encuentra su lugar algo muy fundamental en el presente: el hombre como ser que practica, como ser que, a través de sus ejercicios, se produce y se transciende a sí mismo.
» ‘¡Has de cambiar tu vida!’ La voz que Rilke oyó en el Louvre se ha desprendido entretanto de su situación originaria. En el plazo de un siglo ha penetrado en el espíritu general del tiempo, más aún, se ha convertido en el contenido último de las comunicaciones que circulan por el mundo.»
Peter Sloterdijk, en su defensa de la ampliación de la zona de prácticas, tanto del individuo como de la sociedad, diseña una antropología básica y fundamentalmente nueva. El meollo de su ciencia del hombre reside en el conocimiento de la autoformación de todo lo humano. La actividad tanto del individuo como de los colectivos actúa incesantemente sobre él y sobre cada uno de ellos.
Son los hombres que se ejercitan expresamente los que encarnan de forma más clara ese tipo de existencia: labradores, obreros, guerreros, escribientes, yoguis, retóricos, músicos virtuosos o modelos. Este libro reúne sus planes de entrenamiento y récords de rendimiento en una visión general de los ejercicios que son necesarios para ser hombre y permanecer siéndolo.
«No puede negarse: el único hecho de importancia ética universal en el mundo actual es el reconocimiento, cada vez mayor y difusamente omnipresente, de que así no se puede continuar.»
 
 
 
 
Comienzo del libro
 
Un fantasma ronda el mundo occidental, el fantasma de la religión. Por todo el territorio europeo se nos asegura que, después de una ausencia bastante larga, vuelve a estar entre los hombres del mundo moderno y que haríamos bien en contar seriamente con su nueva presencia. A diferencia del fantasma del comunismo, que en 1848, el año delManifiesto, no era ningún retorno, sino algo nuevo que aparecía entre las cosas amenazantes, el fantasma actual tiene totalmente justificada su naturaleza de algo retornado. Con independencia de que ahora consuele o amenace, de que sea saludado como un espíritu bueno o bien la sombra irracional de la humanidad, su aparición y, más aún, ya su mero anuncio, crea en torno suyo, dondequiera que dirijamos la mirada, una actitud de respeto, siempre que dejemos fuera de consideración la ofensiva veraniega de los ateos de 2007, a la cual debemos dos de los panfletos más superficiales de la reciente historia intelectual, firmados por Christopher Hitchens y Richard Dawkins. Las potencias de la vieja Europa se han reunido en una pomposa fiesta de bienvenida; en ella se juntan los huéspedes más dispares: el Papa y los sabios del islam, los presidentes americanos y los nuevos señores del Kremlin, todos los Metternichs y Guizots de nuestros días, los comisarios culturales franceses y los sociólogos alemanes. 
 
 

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]