Ficha técnica

Título: Glaciares | Autora: Alexis M. Smith |  Traducción: Mercedes Cebrián | Editorial: Alpha Decay | Colección: Héroes Modernos | Género: Novela | ISBN: 978-84-92837-52-6 | Páginas: 152 | Formato:  20,5 x 12,5 cm. | PVP: 16,00 € | Publicación: 12 de noviembre de 2012

Glaciares

ALPHA DECAY

Isabel tiene veintiocho años y vive en Portland, en la última planta de un edificio casi centenario en compañía de su gato sin nombre. Adora su trabajo en la Biblioteca Pública restaurando viejos libros heridos por el paso del tiempo y no tiene la menor idea de hacia dónde se dirige su vida. Su niñez transcurrió en los salvajes paisajes de Alaska. La vida en la ciudad la enfrentará a nuevas formas de entender el mundo y las relaciones.

Glaciares es una de esas pequeñas y delicadas joyas que muy raramente caen de manera inesperada en nuestras manos. Una primera novela de prosa transparente y cortante como el cristal, precisa y austera, de una fragilidad y una honestidad desarmantes, recorrida de principio a fin por bellísimas imágenes, por silenciosas corrientes emotivas que albergan en su interior reveladoras verdades, de esas que terminan por convertirse en hitos de nuestra accidentada educación sentimental.

Como las heroínas de Virginia Woolf, Isabel descubre que en el lapso de un solo día de verano cabe una vida entera: su desmedido amor por los libros, los recuerdos de una infancia que se desvanece y los pequeños y enormes abismos que se abren bajo los pies cuando nos vemos obligados a tomar decisiones.

«No recuerdo con facilidad la última vez que fui conmovido tan profundamente como por este tesoro silencioso.» KEVIN SAMPSELL

«Línea a línea, dentro y fuera del tiempo, éste es un libro cautivador, repleto de alegría y belleza. Un auténtico regalo.» KATE RUSSELL

«Glaciares es una meticulosa y precisa meditación sobre el corazón incansable de una mujer joven. Resuena como una vieja postal de la vida de otra persona.» JANE MENDELSOHN

«Glaciares se mueve en un lirismo escueto y al mismo tiempo situado en las antípodas de lo cursi. Smith consigue hablarnos en voz baja y hacerse oír con toda claridad.» MERCEDES CEBRIÁN

«Una frágil y delicada historia en la que las emociones epidérmicas tienen un protagonismo absoluto. […] Una prometedora autora que no se ata a un sólo estilo, sino que con el tiempo, nos puede regalar muy buenos momentos, como el de esta pequeña gran obra que es ‘Glaciares’ y en la que es fácil perderse.» CAROLINA VELASCO, Numerocero.es

«Una obra bonita, de esas que a veces queremos que pasen por nuestras manos porque nos recuerdan aquella idea de la Literatura que teníamos cuando comenzamos a coleccionar libros… y qué curioso, pues de eso va Glaciares. De eso van las primeras obras. A eso huelen y así calientan. Por eso son tan importantes. Por eso, tan complicadas de juzgar.» LUNA MIGUEL

 

AMSTERDAM

Isabel piensa a menudo en Amsterdam, a pesar de que nunca ha estado allí ni es probable que vaya jamás.

     De niña, en una pequeña ciudad de la ensenada de Cook en Alaska, vio volcanes en erupción, ballenas que migraban e icebergs que avanzaban por el mar antes de haber visto un rascacielos o lo que podría considerarse arquitectura.Tenía nueve años, y fue durante un viaje a casa de su tía con su madre y su hermana cuando visitó una metrópolis real por vez primera: Seattle. Lo asimiló todo: las torres edificadas y las naves industriales, las vías del tren y los puentes, los cafés de las aceras y las tiendas del barrio, y el perfil de la ciudad a lo largo de la Autopista 99, la menera en que la ciudad parecía elevarse desde Elliot Bay, reflejando los Montes Olímpicos a través del sonido. La amplitud y los detalles la abrumaro, pero enseguida le encantóla ciudad al igual que le encantaba el paisaje del norte.

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]