Ficha técnica

Título: Gilliamismos. Memorias prepóstumas | Autor: Terry Gilliam | Traducción: Emilia García-Romeu | Editorial: Malpaso | Páginas: 297  | Encuadernación: Tapa dura | Tamaño:  20×26 cm | ISBN 978-84-16420-38-4 | Fecha: 2016 | Precio: 29.90 euros | Ebook 13.99 euros

Gilliamismos. Memorias prepóstumas

MALPASO

Gilliamismos son las memorias prepóstumas de un individuo extraordinario. Desde su nada opulenta infancia en los gélidos páramos de Minnesota a sus lamentables aventuras en el avispero de Hollywood, pasando por los tumultos más o menos vanguardistas de Nueva York, Londres o Los Ángeles durante los sesenta y los setenta, la vida de Terry Gilliam ha sido tan heterodoxa y apasionante como cualquiera de sus películas. Aquí la cuenta con su característica agudeza, sin cortarse un pelo y añadiendo una muestra de su talento creativo: sabrosas ilustraciones, montajes inesperados, fotografías inéditas y comentarios inesperados.

Por las memorias de Gilliam circula un espectacular elenco de actores secundarios: los Monty Python (como es natural), George Harrison, Robin Williams, Jeff Bridges, Robert de Niro, Brad Pitt, Uma Thurman, Johnny Deep, Woody Allen, Frank Zappa, Richard Nixon… Cada uno, por cierto, recibe su merecido.

«El retrato de un rebelde. Una declaración de principios franca y esclarecedora donde Gilliam se nos revela como un Quijote contemporáneo.» Chicago Tribune

«Gilliamismos es un libro divertidísimo, tan desmadrado e irresistible como las animaciones que Gilliam nos ofreció con Monty Python.» New York Times Book Review

 

UNA ADVERTENCIA

Éste no es el libro que mi hija Holly y yo nos habíamos planteado escribir. El plan era hacer un libro grande, caro y elegante, de los que tanto lucen en una mesa de centro, que recogiera mi trabajo artístico e incluyera una exclusiva selección de anécdotas para quienes saben leer. Desgraciadamente, cuando la grabadora se puso en marcha empecé a parlotear sin descanso y, al final, hemos acabado con lo que podría llamarse el Gran Robo Autobiográfico: una especie de persecución automovilística de mi vida hecha a todo trapo, con un montón de derrapes y accidentes en la que muchos de los mejores momentos pasan zumbando y quedan algo borrosos. Como consecuencia, he tenido que insertar notas a mano o con el teclado para redondear la historia, disculparme por la ególatra naturaleza de mis recuerdos, nombrar a los ignorados, rellenar huecos manifiestos o, simplemente, sujetar al narrador que se revuelve en mi interior. Los expertos tendrán que comprar otra cosa para sus mesas de centro.

A diferencia de mi buen amigo Michael Palin (él supo, desde el principio, dónde estaba la pasta), nunca me molesté en escribir un diario y, como Maggie, mi mujer, nunca se cansa de advertirme, la memoria que me queda es peligrosamente -cuando no censurablemente- selectiva. Además, con el paso de los años, muchos de los que yo consideraba custodios de nuestras comunes y olvidadas experiencias (las maravillosas y cálidas losas que han jalonado mi vida) han acabado tristemente tumbados bajo su propia y fría losa.

Haciendo repaso a los espléndidos regalos que tanto el amor como la colaboración creativa de otras personas (y de la providencia) me han prodigado a lo largo de mi vida y que aún hoy en día temerariamente continúan endosándome es cuando llego lo más cerca que jamás llegaré a la verdadera humildad. Y como no he revisado la exactitud o inexactitud de mis presuntos recuerdos contrastándolos con el escaso y siempre menguante número de amigos y familiares vivos, no os queda más remedio que creerme cuando os digo que lo que sigue está compuesto al cien por cien de hechos objetivos indiscutibles.

¡OTRA ADVERTENCIA! Si eres el tipo de lector que espera encontrar adorables historias de felicidad doméstica y familiar, prepárate para una desilusión: ésas me las guardo para mí.

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]