Ficha técnica

Título: Gargantúa y Pantagruel | Autor: François Rabelais | Editorial: Acantilado | Colección: Narrativa del Acantilado, 200 | Temática: Novela | Traducción: Gabriel Hormaechea | Prefacio:  Guy Demerson | Notas: Gabriel Hormaechea | ISBN: 978-84-15277-43-9 | Nº de edición: 1ª | Encuadernación: Cartoné|
Formato: 13 x 21 cm | Páginas: 1520 | Precio: 49.00 € 

 


Gargantúa y Pantagruel

ACANTILADO

 

El prestigio de Rabelais se ha forjado sobre su irresistible y excepcional comicidad, pero lo cierto es que fue un humanista que procuró aunar las tradiciones clásica y cristiana en una tercera, a la búsqueda de un tipo ideal de individuo que se alejase definitivamente de los razonamientos abstractos y «helados» de los escolásticos de la Sorbona, al reencuentro con la calidez de lo humano. Si Rabelais, médico, fue admirado entre sus contemporáneos como un hombre de gran erudición capaz de escribir en latín y en griego, sus novelas le convirtieron en un popularísimo escritor que se divertía haciendo saltar por los aires el lenguaje con sus juegos de palabras y sus razonamientos extravagantes, en un mundo dominado por gigantes y cretinos, borrachos y farsantes. Las dificultades de comprensión que a menudo han hecho ilegibles estas novelas se han salvado con unas notas de presentación que abren cada capítulo, en las que se da cuenta del sujeto satirizado y las circunstancias de la misma sátira. La introducción del libro, redactada para esta edición por uno de los mayores especialistas en Rabelais, el profesor Guy Demerson, servirá al lector español para acercarse al autor, su circunstancia y sus obras.

 

 P R E F A C I O
por guy demerson

 

Rabelais se complacía en escribir los prólogos de sus novelas como si de textos publicitarios se tratase, enumerando las buenas razones que el futuro comprador tenía para adquirirlas. ¿Qué es lo que en nuestros días, querido lector del siglo xxi, le ha llevado a usted a escoger un libro firmado «Rabelais»?
Rabelais tiene, ante todo, la reputación de ser un autor cómico. No obstante y paradójicamente, su vida fue la de un escritor representativo de los humanistas de su tiempo. En el Renacimiento, el humanista es, en primer lugar, el adepto a las «lettres humaines», es decir a la cultura clásica antigua, en contraposición a la cultura a base de teología y escolástica que reinaba en la Edad Media. Para él, la tradición in- telectual de la humanidad consiste en ese precioso legado que elaboraron las culturas más antiguas: quiere aprender de ellas cómo alcanzar el tipo ideal de individuo y cómo tender a la perfección de las relaciones humanas.

 

 

 

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]