Ficha técnica

Título: Gabriel García Márquez. Una vida | Autora: Gerald Martin | Traductora: Eugenia Vázquez Nacarino | Editorial: Mondadori |PVP: 24,90 € | Páginas: 736 | Fecha de publicación: 9 de octubre de 2009

Gabriel García Márquez. Una vida

EDITORIAL MONDADORI

 

«Todo escritor con principios debería tener un biógrafo inglés», dijo Gabriel García Márquez cuando le preguntaron por este libro en una ocasión. Gerald Martin ha logrado estar a la altura de esa frase. Tras 17 años de trabajo, más de 300 entrevistas y un primer borrador con más de 3.000 páginas, estamos ante una biografía magistral, «tolerada» más que autorizada, y saludada por la crítica como la obra definitiva sobre el gran escritor colombiano, quizá el más influyente en lengua española de los últimos 50 años. Así se conforma el retrato del escritor más fascinante del siglo XX, tanto por su obra como por su vida: desde los inicios en Aracataca y la relación con su abuelo, Nicolás Márquez, su infancia y juventud, los inicios como periodista entre Cartagena y Barranquilla, el descubrimiento de Europa, el regreso a América y el impacto de la revolución cubana hasta su consagración como escritor tras la publicación en 1967 de Cien años de soledad, el Nobel de Literatura en 1982 y la actualidad. Por él desfilan sus amistades políticas y literarias (Castro, González, Clinton, Cortázar, Vargas Llosa, Balcells), y sus trayectos vitales (Colombia, Barcelona, México). En resumen, un acontecimiento editorial internacional. 

 

De coroneles y causas perdidas
1899-1927

Quinientos años después de que los europeos toparan con el Nuevo Mundo, a menudo América Latina parece una decepción para sus habitantes. Es como si su destino hubiera sido determinado por Colón, «el gran capitán», que descubrió el nuevo continente por error, que equivocadamente lo llamó «las Indias» y murió lleno de amargura y desilusión a comienzos del siglo xvi; o por Simón Bolívar, que puso fin al gobierno colonial español a principios del xix, pero murió consternado ante la desunión que reinaba en la región recién emancipada y atenazado por la sombría impresión de que «el que sirve a una revolución, ara el mar». Más recientemente, el destino de Ernesto «Che» Guevara, el icono revolucionario romántico por excelencia del siglo xx, que murió como un mártir en Bolivia en 1967, sólo confirmó la idea de que América Latina, el continente desconocido, la tierra del futuro, alberga grandiosos sueños y fracasos calamitosos.

Mucho antes de que el nombre de Guevara recorriera el orbe, en un pequeño pueblo de Colombia que la historia sólo iluminó fugazmente durante los años en que la United Fruit Company, con sede en Boston, decidiera plantar allí bananeras a comienzos del siglo xx, un niño escuchaba absorto mientras su abuelo contaba relatos de una guerra que duró mil días y que al acabar le había hecho sentir también la amarga soledad de los vencidos, relatos de hazañas gloriosas de antaño, de héroes y villanos espectrales; historias que le enseñaron al niño que la justicia no se entrama de manera natural en la urdimbre de la vida, que el bien no siempre vence en el reino de este mundo, y que los ideales que llenan los corazones y el espíritu de muchos hombres y mujeres pueden ser derrotados e incluso desaparecer de la faz de la tierra. A menos que perduren en la memoria de quienes viven para contarla.  

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]