Ficha técnica

Título: En los dominios de Amazon | Autor: Jean-Baptiste Malet | Editorial: Trama Editorial | Coleccion: TIPOS MÓVILES|  Páginas: 112 | ISBN: 978-84-92755-98-1 | Precio: 15,00 €

 

Precio:

En los dominios de Amazon

TRAMA EDITORIAL 

Para cubrir el incremento de actividad cuando se acercan las fiestas navideñas, Amazon contrata a miles de trabajadores temporeros. Por primera vez en Francia, un periodista decide infiltrarse en un almacén logístico de la multinacional, integrándose en uno de sus equipos de noche: «Los internautas que hacen clic en la página web de Amazon para comprar libros, pero también recambios para el coche o ropa interior, deben saber que detrás de las pantallas de sus ordenadores hay miles de trabajadores sometidos a ritmos de trabajo insostenibles en un ambiente casi carcelario» (Jean-Baptiste Malet)

«Una investigación rebosante de detalles inéditos sobre la condición de estos nuevos proletarios, cuyos empleos creamos todos a golpe de clic» Le Nouvel Observateur

«Amazon: lo contrario a diversión» Le Monde

«Este libro describe un universo increíble de acentos totalitarios… que parecen remitirnos al siglo XIX» Libération

«¿Qué hay al otro lado de la atractiva página de bienvenida…?» Le Monde diplomatique

«La cara oculta del bonito cuento de hadas de la sociedad desmaterializada» Les Echos

 

I

En medio de un inmenso campo de hormigón lleno de señales deterioradas y de carteles publicitarios, cuatro neumáticos mojados se deslizan sobre la carretera de una zona industrial. El reflejo de una más de tantas glorietas aparece en el espejo retrovisor antes de irse reduciendo hasta desaparecer.Hacia adelante, entre el barrido de los limpiaparabrisas, se hace visible una forma grisácea. Bajo el diluvio, la dirección se anuncia en un cartel de hierro que chorrea:

amazon fr.
logística

El automóvil se sigue deslizando lentamente a lo largo de la valla que rodea un inmenso edificio de chapa, en el que se abren docenas de muelles de descarga para transportes pesados. En el estacionamiento, al otro lado del recinto, los numerosos vehículos de los trabajadores están perfectamente alineados y aparcados con el motor hacia atrás. No quiero quebrantar las reglas; apago el motor y salgo corriendo bajo una tromba de agua en dirección al lugar en el que los servicios de prensa de la multinacional estadounidense prohíben la visita de los periodistas. Subo por una corta escalera metálica y empujo una de las dos puertas de entrada.

 

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]