Ficha técnica

Título: El motel del voyeur | Autor: Gay Talese | Traducción: Alou Ramis Damian | Editorial: Alfaguara | Colección: Literaturas | Formato: tapa blanda con solapa | Páginas: 232 | Medidas: 155 X 239 mm | ISBN: 9788420426631 | Fecha: ene/2017 | Precio: 19.90 euros | Ebook: 9,99 euros

El motel del voyeur

ALFAGUARA

Poco antes de la publicación de La mujer de tu prójimo, Gay Talese recibió una carta de un misterioso hombre de Colorado que le hacía partícipe de un secreto sorprendente: había comprado un motel para dar rienda suelta a sus deseos de voyeur. En los conductos de ventilación había instalado una «plataforma de observación» a través de la cual espiaba a sus clientes.

Talese viajó entonces a Colorado, donde conoció a Gerald Foos y pudo comprobar con sus propios ojos la veracidad de la historia. Además, tuvo acceso a algunos de sus muchos diarios: un registro secreto sobre el cambio producido en las costumbres sociales y sexuales de su país. Pero Foos había sido también testigo de un asesinato, y no lo había delatado. Tenía, pues, muchos motivos para permanecer en el anonimato, y Talese pensó que esta historia nunca vería la luz.

Hoy, treinta y seis años más tarde, Foos está listo para hacerla pública y Talese puede darla a conocer. El motel del voyeur es una extraordinaria obra de periodismo narrativo que abre un intenso debate ético, y uno de los libros de los que más se ha hablado en los últimos años.

Reseñas:
«Maestro del arte del reportaje, el veterano Gay Talese ha provocado, sin proponérselo, un fogoso debate… En medio de la controversia, los principales críticos estadounidenses se han rendido a la calidad del texto.» El País Semanal

«Ideal para interrogarse sobre los límites éticos del periodismo# Un nuevo libro de Talese siempre invita al disfrute… Prosa viva, exacta, repleta de detalles y matices enriquecedores escrita con su debida pausa y repleta de sentidos.» Diego Gándara, La Razón

«Es un libro intenso que nos recuerda que uno de los problemas de estar vivo es ver cosas que uno odia pero por las que siente atracción. Uno puede admirar este libro y al mismo tiempo desear arrancarse los ojos.» The New York Times

«Una extraordinaria obra de periodismo narrativo. Es el retrato de un hombre inquietante y, al mismo tiempo, de la vida secreta de la América más profunda en la segunda mitad del siglo XX.» Grove Atlantic

«Un relato espeluznante y perturbador pero también una sórdida y absorbente muestra de la vida estadounidense.» Kirkus Review

«Una investigación reveladora. La ropa sucia tiene aquí manchas muy interesantes.» Publishers Weekly

«Caerá rendido ante este electrizante page turner que plantea todo tipo de fascinantes cuestiones periodísticas, morales y legales.» Barnes & Noble

«A través de una rejilla de 35×15 cm, toda América desfila ante nuestros ojos. La fuerza del libro consiste en que Talese nunca juzga a su confidente y nos convierte a nosotros, los lectores, en voyeur del voyeur.» L’Express

«Es, a pesar o debido a su ambigüedad, la obra maestra de Talese.» Yves Harté, Sud Ouest

«Una de las mayores glorias del periodismo contemporáneo… Mito del oficio.» Antonio G. Iturbe, Qué Leer

 

Uno

Conozco a un hombre casado y con dos hijos que hace muchos años se compró un motel de veintiuna habitaciones cerca de Denver a fin de convertirse en su voyeur residente.

Con la ayuda de su esposa, practicó unos agujeros de forma rectangular en los techos de una docena de habitaciones; cada uno medía quince por treinta y cinco centímetros. A continuación, cubrió las aberturas con unas lamas de aluminio de celosía que simulaban rejillas de ventilación, pero que en realidad eran conductos de observación que le permitían, mientras estaba arrodillado o de pie en el suelo del desván cubierto por una gruesa moqueta, bajo el tejado a dos aguas del motel, ver a los huéspedes de las habitaciones de abajo. Estuvo observándolos durante décadas, al tiempo que llevaba un diario en el que anotaba casi cada día lo que veía y oía. Y durante todos esos años, nunca lo pillaron.

No había oído hablar de ese individuo hasta el día en que recibí una carta escrita a mano, enviada por correo exprés y sin firma, fechada el 7 de enero de 1980 y remitida a mi casa de Nueva York. Comenzaba así:

 

Querido señor Talese:

Tras enterarme de la publicación de su muy esperado estudio sobre el sexo a lo largo y ancho del país, que se incluirá en su libro de próxima aparición La mujer de tu prójimo, me considero poseedor de una importante información que podría formar parte de ese libro o de otro futuro.

Seré más concreto. Desde hace quince años soy el propietario de un pequeño motel de veintiuna unidades situado en el área metropolitana de Denver, y al tratarse de un establecimiento de clase media, ha atraído a gente de lo más variopinto y ha tenido como huéspedes a una muestra enormemente representativa de la población estadounidense. Compré este motel para satisfacer mis tendencias de voyeur y mi irresistible interés por todas las fases de la vida de la gente, tanto social como sexualmente, y para responder a la antiquísima pregunta de «cómo la gente se comporta sexualmente en la intimidad de su dormitorio».

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]