Ficha técnica

Título: El mito de Orfeo.  Estudio y tradición poética | Autores: Carlos García Gual y David Hernández de la Fuente | Editorial: Fondo de Cultura Económica  | Colección: Tezontle Formato: 14×21 | Páginas: 305 | ISBN: 978-84-375-0718-7 | Precio: 18 euros

El mito de Orfeo

FONDO DE CULTURA ECONÓMICA

Tres poderes cósmicos se enfrentan en el mito de Orfeo: los de la música unida a la poesía, el amor y la muerte. Él es, por excelencia, el poeta inspirado que, con el mágico hechizo de sus palabras, logra conmover a los animales salvajes, los árboles y las piedras, e incluso persuadir a los despiadados soberanos que reinan en las tinieblas infernales. El amor, con la nostalgia de la esposa muerta, es la fuerza que impulsa a Orfeo, héroe armado con su canto, a tan singular y esforzada aventura, el descenso heroico al impenetrable reino de los muertos para rescatar a su amada Eurídice.

Ese triángulo de música, amor y muerte, que reviste el mito de Orfeo de inmensa emotividad y configura su trama esencial, es estudiado en la primera parte de este libro, con su simbolismo y estructura, su tradición mítica y literaria. Le sigue una amplia selección de textos bilingües que abarcan desde la literatura grecolatina a los grandes poetas de la modernidad. Desde Virgilio y Ovidio hasta Rilke o Cocteau, el mito de Orfeo ha pervivido en renovados moldes poéticos con extraordinaria fortuna y un intenso fervor. Y también ha sido evocado en algunas famosas óperas y en la reelaboración de sus esquemas básicos en el cine, como se estudia en el epílogo de Jordi Balló y Xavier Pérez.

El mito de Orfeo ofrece, en fin, una perdurable resonancia como expresión del íntimo anhelo del verdadero poeta por trascender los límites de la existencia mortal, buscando con la seducción de la música y el impulso del amor una escapatoria del inquebrantable y perpetuo telón de la muerte.

EL MITO DE ORFEO.
ENCRUCIJADA DE LA MÚSICA,
EL AMOR Y LA MUERTE

He somiat amb Orfeu a la porta oberta de l’Ombra.

CARLES RIBA

Tres poderes cósmicos se enfrentan en el famoso mito del tracio Orfeo: los de la música -unida a la poesía-, el amor y la muerte. El arma singular del gran héroe, hijo de la musa Calíope y del rey tracio Eagro, o, en una variante, descendiente directo del mismo dios Apolo, es la música y el canto. La lira o la cítara en la mano y el gesto de cantar lo identifican en las representaciones plásticas. En numerosas imágenes se nos presenta a Orfeo cantando, unas veces rodeado de bestias salvajes, otras de jóvenes guerreros tracios, o en la soledad agreste, empuñando la lira o la cítara para entonar sus cantos conmovedores. Es, por excelencia, el poeta inspirado, el cantor y citaredo que con el mágico hechizo de sus palabras y sones melódicos logra conmover a los animales más salvajes y mover a los árboles y las mismas piedras, e incluso llega a persuadir, tras penetrar intrépido en el tenebroso Hades, a los despiadados soberanos que reinan en las tinieblas infernales. El amor, con la nostalgia de la esposa muerta, es la fuerza que impulsa al acongojado músico a tan singular y esforzada aventura, a ese descenso heroico al impenetrable y oscuro reino de los muertos, dominio de Hades y Perséfone, para rescatar a su amada esposa del lugar de donde nadie retorna. Y por amor desafía la frontera del reino de la muerte, impulsado por el canto y la música, para enfrentar el poderío del fantasmal inframundo, en alocado arrebato de sorprendente arrojo y trágico desenlace. Ese triángulo de música, amor y muerte reviste el mito de Orfeo de inmensa emotividad y configura su trama esencial. De ahí que su simbolismo ofrezca una perdurable resonancia como expresión del íntimo anhelo del verdadero poeta por trascender los límites de la existencia mortal, buscando con la seducción de la música y el impulso del amor una escapatoria, un camino de fuga, un burladero ante el inquebrantable y perpetuo telón de la muerte. Por ello, desde la tradición mítica grecolatina a los grandes poetas europeos del siglo veinte, de Virgilio y Ovidio hasta Rilke, Cocteau y Carles Riba, el mito de Orfeo ha pervivido en renovados moldes poéticos con extraordinaria fortuna y un intenso fervor. Y también ha sido evocado en algunas famosas óperas, desde la primera de ellas, la de Monteverdi, a las de Gluck y Offenbach.

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]