Ficha técnica

Título: El jardín de un hombre ciego | Autor: Nadeem Aslam | Traducción: Roberto Falco Miramontes  | Editorial: Literatura Mondadori | Colección: Literatura Mondadori | ISBN: 9788439727095 | Páginas: 416 | Encuadernación: Tapa dura  |  Dimensiones: 14,3 x 23,7 cm  |  Género: Novela | Precio: 24,90 € | ebook: 12,99 euros  | Publicación: septiembre de 2013  | 

El jardín de un hombre ciego

MONDADORI

El jardín de un hombre ciego narra los problemas provocados por el choque de culturas en el ámbito familiar con el terrorismo como telón de fondo. La historia se desarrolla a lo largo de un mes clave de nuestra historia: el octubre que precedió al 11-S.

El jardín de un hombre ciego comienza en Pakistán con Gio y su hermano Mikal, que abandonan su casa para ir a la guerra de Afganistán. Gio muere en la batalla y Mikal, que no sabe de su muerte, emprende una denodada búsqueda para encontrarlo. Pero su mayor deseo es volver a casa junto a su amante (la mujer de Gio), que lo espera ocupándose de un anciano ciego atormentado por los errores que cometió durante su vida en nombre del Islam y de la Nación.

 

1

     La historia es el tercer padre.

     Mientras Rohan camina por el jardín, poco después del anochecer, le viene a la cabeza un recuerdo de la infancia de su hijo Jeo, un recuerdo que le hace reducir el paso hasta que, al final, se detiene. Frente a él las velas arden en distintos lugares de la casa porque no hay electricidad. Se dice que en ciertas circunstancias las heridas emiten luz, si se tocan el brillo se transmite a las manos, y mientras las velas arden Rohan piensa que cada llama es una herida que ha sufrido su casa.

     Una noche, Jeo puso un gesto de preocupación cuando su padre le contaba un cuento. Rohan dejó de hablar, se acercó hasta él y lo cogió en brazos, sintiendo los temblores del pequeño cuerpo. Cuando llegaba el anochecer, el niño intentaba convencerse a sí mismo de que el mundo seguiría existiendo cuando cayera dormido, que lograría salir a la luz al otro lado. Pero esa noche era distinta. Al cabo de unos minutos le confesó a su padre que la angustia se debía a la aparición del malo del cuento. Rohan soltó una pequeña risa.

     -Pero ¿alguna vez has oído un cuento en el que el malo acabe ganando? -preguntó el padre.

     El niño meditó la respuesta.

     -No -dijo al final-, pero antes de perder hacen daño a los buenos. Eso es lo que me da miedo. 

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]