Ficha técnica

Título: El gen. Una historia personal | Autor: Siddhartha Mukherjee | Traducción: Joaquín Chamorro Mielke | Editorial: Debate | Formato: tapa dura con sobrecubierta | Páginas: 704 | Medidas: 162 X 236 mm | ISBN: 9788499926520 | Fecha: mar/2017 | Precio: 24.90 euros | Ebook: 10,99 euros

 

 

El gen. Una historia personal

DEBATE

La historia de cómo hemos descifrado el código fuente que nos hace humanos abarca todo el planeta y varios siglos -y probablemente defina el futuro que nos espera.

Entrelazando ciencia, historia y vivencias personales, Mukherjee hace un recorrido por el nacimiento, el crecimiento, la influencia y el futuro de una de las ideas más poderosas y peligrosas de la historia de la ciencia: el gen, la unidad fundamental de la herencia, y la unidad básica de toda la información biológica. Desde Aristóteles y Pitágoras, pasando por los descubrimientos relegados de Mendel, la revolución de Darwin, Watson y Franklin, hasta los avances más innovadores llevados a cabo en nuestro siglo, este libro nos recuerda cómo la genética nos afecta a todos cada día.

Reseñas:
«Esta quizá sea la mejor historia de suspense jamás contada, una búsqueda de milenios dirigida por mil exploradores, de Aristóteles a Mendel a Francis Collins, tras el enigma en el centro de cada célula. Como El emperador de todos los males, El gen es prodigiosa, torrencial y finalmente transcendente. Si te interesa en qué consiste ser humano hoy y en todos los mañanas que vengan, tienes que leer este libro.» Anthony Doerr, autor de La luz que no puedes ver

«El gen es una magnífica síntesis de la ciencia de la vida, y nos obliga a enfrentarnos con el núcleo de esa ciencia, así como con los retos éticos y filosóficos a nuestra idea de en qué consiste ser humano.» Paul Berg, Premio Nobel de Química

«Magnífico… La historia del gen se ha contado por trozos de distintas maneras, pero nunca con la perspectiva y la grandeza que Mukherjee aporta a su historia.» James Gleick, New York Times Book Review

 

Prólogo

 

En el invierno de 2012 viajé de Delhi a Calcuta para visitar a mi primo Moni. Me acompañaba mi padre para guiarme y estar conmigo, pero su presencia era deprimente y perturbadora, sumido como estaba en una desazón personal que solo vagamente podía yo percibir. Mi padre es el menor de cinco hermanos y Moni es su primer sobrino, hijo del mayor. Desde 2004, cuando cumplió cuarenta años, Moni ha estado confinado en una institución para enfermos mentales (una «casa de lunáticos», como la llama mi padre) con un diagnóstico de esquizofrenia. Recibe una fuerte medicación -sumergido en un mar de múltiples antipsicóticos y sedantes-, y un auxiliar se encarga de vigilarlo, bañarlo y alimentarlo durante el día.

Mi padre nunca ha aceptado el diagnóstico de Moni. Durante años ha llevado a cabo una solitaria campaña contra los psiquiatras encargados de cuidar a su sobrino con la esperanza de convencerlos de que su diagnóstico fue un colosal error, o de que la destrozada psique de Moni se arreglaría de alguna manera mágica. Mi padre ha visitado la institución en Calcuta dos veces, una de ellas sin previo aviso, con la esperanza de ver a un Moni transformado, viviendo secretamente una vida normal detrás de las puertas enrejadas.

Pero mi padre sabía -y yo también- que en esas visitas había algo más que el afecto de un tío. Moni no es el único miembro de la familia de mi padre con una enfermedad mental. De los cuatro hermanos de mi padre, dos -no el padre de Moni, sino dos de sus tíos- padecieron diversas perturbaciones mentales. Resultó que la locura ha estado presente entre los Mukherjee durante al menos dos generaciones, y cuando menos una parte de la reticencia de mi padre a aceptar el diagnóstico de Moni radica en el desalentador reconocimiento de que la semilla de la enfermedad puede hallarse enterrada, como un residuo tóxico, en él.

 

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]