Ficha técnica

Título: Ejercicios de supervivencia | Autor: Jorge Semprún | Prólogo: Mario Vargas Llosa | Traducción: Javier Albiñana | Editorial: Tusquets | Colección: Andanzas  | Formato: 13,8 x 21 cm. | Presentación: Rústica con solapas |Fecha: mar/2016 | Páginas: 136| ISBN: 978-84-9066-245-8 | Precio: 14,50 euros | Ebook: 9.99 euros

Ejercicios de supervivencia

TUSQUETS

En este libro, que Jorge Semprún entendía como el inicio de un ciclo autobiográfico definitivo y sistemático, el autor va en busca de aquel joven de veinte años, estudiante de filosofía, hijo de una importante familia desgarrada por la guerra civil española que, en 1943, es detenido por la Gestapo y torturado como miembro de la Resistencia francesa a la ocupación nazi.

Con un pudor extremo, pero con una gélida precisión, Semprún desgrana por primera vez en estas páginas el catálogo de horrores a los que él, como tantos otros héroes anónimos, fue sometido antes de acabar deportado en el campo de concentración de Buchenwald. Más importante aún, sin embargo, es la emocionante reflexión sobre la importancia de la fraternidad y el valor de la solidaridad frente a la injusticia y la tiranía que este autor, superviviente de tantos estragos, despliega en estos magistrales Ejercicios de supervivencia.

 

[Comienzo del libro]

Me hallaba en la penumbra artesonada, discretamente propicia, del bar de Lutetia, casi desierto. Pero no era la hora; quiero decir, la hora de estar en multitud, la hora de ser esperado o de esperar a alguien. Y yo no esperaba a nadie. Había entrado para evocar con calma a algunos fantasmas del pasado. Entre ellos el mío, probablemente: joven fantasma a disposición del viejo escritor en que me había convertido.

La vejez, la finitud, eran previsibles, por supuesto, estaban inscritas de entrada en la banalidad plácida o funesta del curso de las cosas. Ninguna sorpresa haberlas alcanzado finalmente, ningún mérito tampoco. Un poco de cansancio, a ratos, eso sí. Extrañeza también, jubilosa de vez en cuando, excitante, o, según el caso, por el contrario, irritada, melancólica, por haber perdido tantas ocasiones de morir joven.

¿Escritor, a pesar de todo? ¿Era tan evidente en el momento lejano que yo evocaba? Por entonces, me hallaba más bien ante la imposibilidad radical, la indecencia misma de la escritura.

Así pues, estaba en el bar del Lutetia, no esperaba a nadie.

Tan sólo deseaba calibrar mi experiencia, ponerla a prueba.

       

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]