Ficha técnica

Título: Cuentos de Kamante. Memorias de África | Autor:  Kamante Gatura | Traducción: José Jesús Fornieles Alférez |  Editorial: Confluencias | Colección: Fuera de colección | Formato: Rústica | Páginas: 152 | Medidas: 20 X 27 cm | ISBN:  978-84-943830-6-9 | Precio: 22 euros

Cuentos de Kamante

CONFLUENCIAS

La versión africana de Memorias de África. La historia real de Karen Blixen contada por Kamante, su sirviente. Edición especial ilustrada y de gran formato.

Los cuentos de Kamante Gatura son la versiòn africana de los años que la baronesa Karen Blixen pasó en una granja de café, cerca de Nairobi, en Kenia. Kamante Gatura era un niño cuando se incorporó a la granja, pero pronto se convirtió en el jefe de cocina.

Karen Blixen había publicado sus Memorias de África en 1937, pero el relato se dio a conocer en el mundo entero gracias a la adaptación al cine magistralmente realizada por Sidney Pollack en 1985.

PÁGINAS DEL LIBRO

/upload/fotos/obras/cuentosdekamante14_med.jpg

Querido Kamande Gatura:

Me gustaría decirle lo mucho que el mundo del que forma parte, tan lejos en Kenya, para nosotros, ha significado aquí en Norteamérica por medio de los escritos de su «madre», la baronesa Karen Blixen.

He leído todos sus libros, y he conocido muchas cosas sobre Usted.

Peter Beard me ha mostrado su libro. Es una maravilla. Me hace desear conocer su país y su vida. Se lo he leído a mis niños. Cada noche, me pedían que se lo leyera otra vez.

A mi hijo John le encantan las historias de animales y los dibujos; así que le envío un dibujo que ha hecho para Ud.

¿Sabe lo que me dijo Peter Beard, cuando me dio su libro? Las Memorias de Kamante sobre Karen Blixen son tan bellas que, si pudiera leerlas, serían el más profundo y alto eco que hubiera podido esperar. Sí, al fin, África tiene una canción para ella. Sí, tengo la seguridad de que las águilas de las colinas de Ngong todavía la buscan.

Lo mismo pensé yo cuando terminé su libro. Debe estar orgulloso y feliz de haber creado semejante monumento a su memoria.

Mi sobrino, Robert Kennedy Jr., me ha hablado del placer que sintió al conocerlo. Nos ha dicho cuánto le gustó jugar con el mono Northichongo y con los facóqueros.

Le envío una fotografía del presidente Kennedy. Espero que un día pueda llevar a los niños a Kenia y encontrarle allí.

¿Podría pedirle que firmase estas dos fotografías suyas para mis niños, Caroline y John? Le estaría muy agradecida.

Por favor, haga llegar mis mejores deseos a su mujer Wambui, a su hermano y a sus hijos.

      Con la mayor cordialidad,

      Jacqueline Kennedy 

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]