Ficha técnica

Título: Canciones de amor y de lluvia | Autor: Sergi Pàmies | Traducción: Versión del propio autor | Editorial: AnagramaColección: Narrativas Hispánicas | Páginas: 160  | Precio: 13,90 euros

Canciones de amor y de lluvia

ANAGRAMA

La prosa depurada y el tono contenido de los cuentos de Sergi Pàmies buscan el equilibrio entre la causticidad, la vitalidad y la melancolía. Éstos son los instrumentos que el autor vuelve a utilizar en Canciones de amor y de lluvia para sumergirse en las aguas estancadas del amor, la dependencia de la memoria heredada, el dolor por los ausentes y el placer de escribir sin saber si existe una frontera entre la invención y la autobiografía. La fuerza y la intensidad del estilo de Pàmies son el vehículo más eficaz para transitar por emociones y reflexiones sobre la vulnerabilidad y los rituales más absurdos de la edad madura.

Con este libro Sergi Pàmies se confirma definitivamente cada vez con mayor contundencia como uno de los mejores cuentistas contemporáneos.

«Pàmies es honesto y profundo, pero nunca abandona la ligereza y la ironía, a las cuales suma una gran capacidad de observación y un talento particular para la ternura» (Patricio Pron, Letras Libres).

«Pàmies crea un clima distante que cae sobre la melancolía de unos personajes inocentes que van descubriendo que los deseos se cumplen de un modo imperfecto, y sólo con un poco de suerte, porque lo más natural es que triunfe la derrota, se imponga el fracaso, y que sea irremediable la ausencia de todo excepto la sátira amarga que se encarga de orquestar el horror de cada día» (Ponç Puigdevall, El País).

«Pàmies ha logrado subir todavía más el listón de su exigencia. Nunca antes había logrado que en la gran mayoría de los cuentos todas las frases del texto tengan el mismo peso decisivo que la frase inicial, algo dificilísimo de conseguir» (Sam Abrams, El Punt Avui).

NUEVA YORK, 1994
(NOTAS PARA UN CUENTO)

Hemos comprado comida india para llevar. En las paredes del restaurante hay fotografías del propietario del local junto a Robert de Niro, Richard Pryor y Bruce Willis. Sospecho que existe una empresa que comercializa este tipo de fotografías, probablemente trucadas. El conserje polaco del edificio donde vivimos -una amiga de Sílvia nos ha dejado su apartamento durante unos días- nos mira con recelo cada vez que entramos o salimos, especialmente a mí (es imposible que nadie pueda desconfiar de Sílvia).

Hace semanas que intentamos engendrar un hijo. Calculamos los días de máxima fertilidad, las fases de la luna, la temperatura basal y las ventajas de determinadas posturas. Hacemos el amor con una disciplina atlética, mecanizados por la trascendencia del objetivo. Por la mañana escucho una emisora de radio hispana. Me fascina la locuacidad de los locutores y la información del tráfico: conectan con una reportera que, en helicóptero, sobrevuela los accesos a la ciudad. Sospecho que, al igual que las fotografías del restaurante, el helicóptero también es falso.

Desayunamos en un café griego. Habíamos acordado ir cada mañana a un lugar distinto, pero como el primer día a Sílvia le gustó mucho el camarero -se miran con una apetencia recíproca, reforzada por el crepitar de los huevos y del tocino sobre la plancha-, lo hemos convertido en un ritual. Esta noche cenaremos en casa de Siri Hustvedt y Paul Auster. No he querido pensar en ello hasta ahora porque estaba convencido de que, en el último momento, el encuentro se anularía. Sílvia es la editora de Hustvedt en español y hace unas horas han hablado por teléfono para ponerse de acuerdo y ultimar detalles. Como ellos viven en Brooklyn y nosotros estamos en Manhattan, nos han recomendado llamar a una compañía de taxis privados. Me he pasado la tarde fingiendo una calma que no tengo y revisando las vías de acceso a Brooklyn.

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]