Ficha técnica

Título: Bono: en el nombre del poder | Autor: | Tradución: María Tabuyo y Agustín López Tobajas | Editorial: Sexto Piso | Colección: Realidades | Formato: 15 x 23 cm | Páginas: 288 | ISBN: 978-84-15601-39-5 | Precio: 22 euros

Bono: en el nombre del poder

SEXTO PISO

Además de ser el líder de uno de los grupos de rock con más éxito de las últimas décadas, Bono es una de las voces habituales de las campañas humanitarias. Etiquetado por Oprah Winfrey como el «indiscutible rey de la esperanza», destacado en la portada de Time con el titular «¿Puede Bono salvar al mundo?», es obvio que su labor fi lantrópica ha traído bienestar a millones de personas en todo el mundo. Sin embargo, en esta rigurosa y detallada investigación, el periodista irlandés Harry Browne sostiene que es probable que, haciendo balance, Bono haya hecho más daño del que parece, ya que se ha convertido en portavoz y rostro de la élite occidental, defendiendo la visión de personajes como George Bush, Tony Blair, Jesse Helms, Condoleezza Rice, Bill Clinton, Steve Jobs y Bill Gates, por nombrar sólo algunos. Quizá sin saberlo del todo, Bono ha promovido lo que Browne denomina «fi lantrocapitalismo», un modelo de ayuda basado en la aceptación incondicional de las políticas neoliberales que precisamente son la causa de que dicha ayuda sea necesaria.

Browne va más allá de la celebridad y relata cómo los miembros de U2 cambiaron su dirección fi scal a Holanda para pagar menos impuestos; que cuentan con una red de empresas que logró reportar pérdidas el año en el que U2 realizó la gira más taquillera de la historia del rock; que Bono ha anunciado productos de Louis Vuitton y Apple, dos de la compañías responsables de la devastación del continente africano. En palabras del propio autor: «No es nada personal, Bono, pero me temo que uno de los primeros  pasos para buscar la justicia real es dejar de comprar el mensaje que nos estás vendiendo».

 

 

Introducción:

«Ésta no es una canción rebelde»

 

La filantropía de los famosos se muestra bajo múltiples apariencias, pero tal vez ninguna figura por sí sola sintetiza mejor que Paul Hewson, alias Bono, cantante principal de la banda de rock u2, sus engaños, su presunción y sus equívocos.

La razón de que así sea es que Bono representa algo más que la mera práctica de la caridad; en realidad, su fama en este campo no tiene nada que ver con el gasto de su considerable fortuna en las necesidades de los pobres. Es, más bien, un «abogado defensor» de los desfavorecidos, y como tal, se ha convertido en un símbolo del carácter esencialmente benéfico de la élite rica de Occidente, siempre dispuesta a ayudar a los pobres del mundo, y que sólo espera un poco de ánimo y algunas buenas ideas para eliminar para siempre el hambre y la pobreza. Esto le convierte en un líder idóneo para un sistema de explotación y guerra imperialistas cuya depredación y depravación siguen siendo tan salvajes como siempre.

El propio Bono describe la actividad de la que vive como «venta ambulante», el último eslabón de toda una tradición:

Gran parte de nuestra familia son vendedores ambulantes. Y, por supuesto, ¡en eso es en lo que yo me he convertido! Soy en gran medida un vendedor ambulante. Y, si realmente se me quiere conocer, así es como yo me veo a mí mismo. Vendo canciones de puerta en puerta, de ciudad en ciudad. Vendo melodías y palabras. Y, en mi opinión, en mi trabajo político vendo ideas. En el mundo comercial del que formo parte, también vendo ideas. Por eso me veo a mí mismo siguiendo una larga tradición familiar de vendedores

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]