Ficha técnica

Título: !Arriba las manos! | Selección y prólogo: Ariela Schnirmajer | Formato: 14 x 22 cm | Páginas: 300 | ISBN: 978-987-1673-10-0 | Precio: 22 euros  

¡Arriba las manos!

ETERNA CADENCIA 

Crónicas de crímenes, «filo misho» y otros cuentos del tío.

Los autores que incluye esta antología no son los clásicos cronistas de policiales, sino -aunque jamás caigan en el amarillismo- los primeros escritores «gore» de Latinoamérica y el Caribe, comisarios que han leído a Poe y a Baudelaire y están fascinados por los gangsters de Hollywood, expertos en psicología criminal capaces de descodificar las sofisticaciones lingüísticas del caló y describir la ciencia y la técnica de la falsificación de billetes y el robo «profesional».

¿Qué hace Amado Nervo, el romántico autor de La amada inmóvil, merodeando por la morgue judicial en busca de la víctima que le permita escribir una buena crónica? ¿Cuál es la hipótesis que Rubén Darío tiene sobre un crimen que conoce solo por los diarios? ¿No está José Martí un poco obnubilado por Jesse James? Es que el delito, ya sea para sus practicantes como para sus cronistas, no quita el estilo ni la pasión.

 

Historia de un espíritu

Juan José de Soiza Reilly

-¿Quiere usted verlo?

Yo quería verlo. Sí… Yo quería contemplar por última vez el raro gesto de aquel artista que iban a fusilar. La agonía de un hombre de talento es un bello espectáculo que solo pueden comprender los poetas, los pájaros, los perros y las mujeres.

-¿Quiere usted verlo?

-Sí, quiero verlo.

Y lo vi… ¿Por qué lo vi? El reo estaba en el fondo de una pequeña pieza. Era la capilla. Una pieza muy triste, muy vacía, muy oscura, con un altar en el ángulo y un cura en el otro. Al entrar, el penado me miró cruelmente con la dulzura de sus ojos de santo. Me miró cruelmente… Tal vez con demasiada crueldad. Quizá con exceso de angustia… En silencio, le estreché ambas manos. ¿Por qué? Yo no sé. Pero, en silencio, le estreché ambas manos…

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]