Ficha técnica

Título: Aire de Dylan | Autor: Enrique Vila-Matas | Editorial: Seix Barral | Colección:  Biblioteca Breve | Género: Novela | ISBN: 978-84-322-0964-2 | Páginas: 328 | Formato:  13,3 x 21,1 cm.| Encuadernación: Rústica con solapas |  PVP: 19,50 € | Publicación: 13 de Marzo de 2012

Aire de Dylan

SEIX BARRAL

«Al igual que Dylan mi padre fue un raro», dice Vilnius, más conocido como el pequeño Dylan, mezcla del cantautor americano y Rimbaud, convencido de que el fantasma de Lancastre, su difunto progenitor, le está traspasando sus recuerdos y clama venganza.

Mientras el joven Vilnius se dedica a completar su Archivo General del Fracaso, busca a alguien que reconstruya las memorias de su padre y funda la infraleve y muy ligera sociedad Aire de Dylan, cuyos miembros intentarán desenmascarar a los asesinos de Lancastre en el transcurso de una representación teatral.

La nueva novela de Enrique Vila-Matas es un homenaje al mundo del teatro y una divertida e implacable crítica del postmodernismo, contada a través de la relación de un padre y un hijo que personalizan el duro contraste entre la cultura del esfuerzo y el creativo arte de encogerse de hombros y no hacer nada, como Oblomov, el personaje «radicalmente gandul» de la literatura rusa. 

«El conjunto de las novelas de Vila-Matas puede ser leído como una obra única en la que se narra -desde distintos ángulos- la historia imaginaria de la literatura contemporánea… Una reconstrucción sarcástica y apasionada de las guerras, los furores, los lugares, los sueños, las obsesiones de los escritores, los lectores, los traductores, los libreros, los editores o los críticos; como si sus personajes formaran parte de la tripulación maldita del Pequod y persiguieran al Moby Dick del siglo XXI», Ricardo Piglia. 

«Un escritor de una imaginación extraordinaria», Mathieu Lindon, Libération.

«En su pluma, la literatura se convierte en bastante más que una ocupación, que un simple medio de expresión o, incluso, que una manera de vivir. Se trata de un compromiso vital, de una lucha titánica de la que participan simultáneamente la vida y la muerte, en un implacable cuerpo a cuerpo», Raphaëlle Rérolle, Le Monde.

«Quién es en realidad Enrique Vila-Matas? ¿El escritor minoritario más conocido del mundo, el dandi excéntrico más generoso con el que nos hayamos cruzado, un ansioso reputado?», Les Inrockuptibles. 

 

PÁGINAS DEL LIBRO

    Algunos entran muy tarde en el teatro de la vida, pero cuando lo hacen parece que entren sin brida y directos ya hasta el fi nal de la obra. Ése fue mi caso. Y hoy puedo afi rmarlo con toda seguridad. La representación empezó la mañana en la que mi mujer me entregó una carta que acababa de llegar de Suiza, una invitación a participar en un congreso literario sobre el fracaso.

    Me encontraba en la terraza del apartamento al noreste de Barcelona, la vieja casa en la que llevábamos ya muchos años y que hemos cerrado hará tan sólo unos meses. Mi mujer entró en la terraza con pompa nada habitual y ensayó una reverencia teatral antes de anunciarme que, a tenor de lo que decía la carta, alguien me consideraba un completo fracasado. Me sorprendió su teatro porque no solía sobreactuar jamás. ¿Quería con su histrionismo rebajar la gravedad de lo que decía? Fuera por lo que fuese, no se me olvidará el momento, porque inauguró una historia dentro de mi vida, una historia que paulatinamente iría reclamando cada vez más mi atención en las siguientes semanas. 

    Leí la carta y vi que la gentil propuesta me llegaba desde la Universidad suiza de San Gallen. No era desde luego la clase de invitación que los escritores reciben con frecuencia y, sin embargo, pocas cosas parecen tan íntimamente vinculadas como fracaso y literatura. Tal vez por eso, porque en realidad lo raro era que la invitación no me hubiera llegado antes, leí la carta suiza con la más absoluta fl ema, como si hubiera sabido desde siempre que un día la recibiría. No moví ni un solo músculo de la cara. Encajé la invitación con elegancia y sentido de la fatalidad, como si estuviera en un rincón de un gran escenario. Y me quedé sólo con una duda para las horas siguientes: ponerme la máscara de fracasado o continuar llevando mi vida normal de fracasado.

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]