Ficha técnica

Título: 1000 latigazos porque me atreví a hablar libremente | Autor:  Raif Badawi | Traducción: José Jesús Fornieles Alférez | Editorial: Confluencias | Colección: Casa Europa |  Páginas 98 | Formato: 13 x 21 cm  |  Encuadernación: Rústica   | ISBN: 978-84-944413-7-0 | Precio: 16,00 euros

1000 latigazos porque me atreví a hablar libremente

CONFLUENCIAS

El 1 de septiembre de 2014 Raif Badawi fue condenado en firme a la pena de 10 años de prisión, así como a recibir 1.000 latigazos, a la prohibición de viajar durante 10 años, a la prohibición de utilizar medios informáticos y a una multa de un millón de riyales saudíes (lo que equivale a unos 266.600 dólares estadounidenses).

El 9 de enero de 2015 recibió la primera serie de los 1000 latigazos a los que había sido condenado. Recibió 50 latigazos frente a la mezquita Al Jafali, en la ciudad de Yidda, estando previsto que los otros 950 se ejecutaran en un período de 20 semanas.

El motivo de tal condena no es otro que haber creado un sitio web llamado «Liberales saudíes» (ya cerrado por un tribunal al considerar que «insultaba al Islam»). En este sitio web se permitía el debate político y social y se publicaban de forma anónima comentarios considerados ofensivos para el Islam por las autoridades.

Este libro recoge los artículos que le valieron su condena y el lector sabrá a qué se debe atener uno en algunos reinos de taifa si osa expresar la más mínima discrepancia con los dioses de la ignorancia religiosa.

Yo persigo aún este milagro… Ya he pasado dos años detrás de esta puerta del exilio, que no se abre más que ante un vacío vertiginoso, donde desaparecen todas las preguntas que me abrasan.

¿Cuándo volverá? ¿Cómo? ¿En qué estado? ¿Cómo me vestiré? ¿Cómo reaccionaré?… ¿Lo estrecharé contra mí?… ¿Lo besaré? ¿Lloraré? Sherbrooke, Canadá, mayo del 2015. Ensaf Hidar (esposa de Badawi)

Un caso más de insoportable tiranía e injusticia. Un caso internacional. Mientras el jeque Salman disfruta de Marbella, encierra a muchos jóvenes que se atreven a hablar, tímidamente, en libertad.

 

LIBERAR LA PALABRA

Las páginas que siguen están firmadas
por Raif Badawi.

     La vida de este joven militante dio un vuelco en mayo del 2014, cuando se vio condenado a diez años de prisión, mil golpes de látigo y a una multa de 226.000 euros por haber creado el blog «Liberar a los saudíes liberales», destinado a suscitar un debate público en Arabia Saudí, país en donde esto era estrictamente impensable. También se le ha reprochado haber «insultado al islam».

     Para Amnistía Internacional, Raif Badawi es un preso de opinión, pues ha sido, en efecto, condenado únicamente por haber ejercido su derecho a la libertad de expresión. Tras lo cual, esta organización se ha movilizado para exigir su liberación inmediata e incondicional, como hace siempre por todos los prisioneros de opinión en todas las partes del mundo. Y esto, sean las que sean las opiniones expresadas, siempre y cuando no se trate de llamadas al odio o a la violencia.

     En el momento en que se publica este libro, Raif Badawi sigue detenido. Desde la cárcel ha podido hablar con Ensaf, su mujer, hoy refugiada en Canadá con sus tres hijos. Sus testimonios abren este libro, junto con algunos de sus escritos, que nos permiten leer aquello que lo llevó a ser condenado.

     Una pena de prisión acompañada de castigos corporales. De hecho, a comienzos de año, el 9 de enero, recibió sus primeros cincuenta golpes de látigo, infligidos en público delante de la mezquita Al-Jafali de Djeddah. Fue un viernes, día de la oración. Las otras sesiones de flagelación, previstas también los viernes, han sido posteriormente suspendidas, pero no anuladas.

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]