Ficha técnica

Título: 100 narradores españoles de hoy | Autor: José María Pozuelo Yvancos | Editorial: Menos cuarto |   Colección: Cristal de cuarzo; 3 | ISBN: 978-84-96675-44-5 | Páginas: 536 | Formato:  14 x 21 cm. |  PVP: 25,00 € | Publicación: Marzo de 2010

100 narradores españoles de hoy

MENOS CUARTO EDICIONES

El catedrático José María Pozuelo Yvancos es desde hace décadas uno de los teóricos y críticos de la literatura más acreditados de España. Conocedor profundo de la narrativa española, su sólida formación y su agudo análisis trascienden el mero examen de cada libro para relacionarlo no sólo con la trayectoria y el pensamiento del autor, sino también con el contexto cultural y con los debates más candentes sobre la evolución y el sentido de la creación literaria. Así se plasma en estos 100 narradores españoles de hoy, libro que brinda un panorama de la narrativa más reciente a través de la atenta lectura y el lúcido análisis de casi doscientos títulos de un centenar de autores, todo ello con la contención y la claridad que exige la reseña periodística. Como se señala en el prólogo, esta obra no trata de fijar un canon, sino de orientar a estudiosos, hispanistas, escritores y lectores de narrativa española, así como al curioso o interesado en la materia. 

 

PRÓLOGO  

Reúno en este libro una selección de las críticas que sobre narrativa española he publicado durante los años transcurridos del siglo XXI. Excepto dos, que vieron la luz en Ínsula y en Revista de Occidente, el resto han aparecido en el suplemento cultural del diario ABC, donde ejerzo semanalmente la crítica de novela y cuento de autores españoles, desde hace diez años. De las casi quinientas críticas aparecidas en ese tiempo he seleccionado a cien autores con un doble criterio: bien por la calidad del libro reseñado, bien por el relieve de quien lo escribió. Verá el lector que bastantes de los escritores seleccionados llevan pocos años publicando y son valores todavía no consagrados, pero sobre los que he querido llamar la atención, si su estilo o su libro creía yo que la merecían. Otros ya tenían un nombre acreditado cuando me acerqué críticamente a ellos.

     Parece difícil que en un proceso de selección de obras no aparezca el término canon. Como tengo escrito un ensayo sobre ese concepto llamo la atención sobre lo que argumenté en su día: los procesos de canonización artística son complejos, polisistémicos (recuerdo que era el término que gustaba al maestro Claudio Guillén) y proyectados a lo largo del tiempo a través de distintas operaciones de reconocimiento e institucionalización. No oculto que la atención crítica sea quizá uno de los primeros, pero tengo que advertir sobre el carácter no exhaustivo de esa labor en mi caso. No todas las obras que como lector han merecido mi atención e incluso aplauso han podido ser recogidas, porque de algunas no he sido yo el que se ha encargado de hacer la crítica. Hay por tal motivo inevitables lagunas, pero prefiero respetarlas y limitarme a ofrecer una selección de aquello que durante años he considerado, y no enmendar, ni siquiera mejorándolo, lo ya publicado.

     Se escribe mucho sobre la función crítica y algo me gustaría añadir como petición de principio. Para un profesor universitario de teoría, la que I. A. Richards, en los viejos años del New Criticism, llamó «crítica práctica», es una ocasión excelente. Le permite actuar socialmente y hablar de literatura de manera distinta a como lo hace en el aula, en Congresos o en libros de ensayo. Las críticas que siguen han sido publicadas en el suplemento cultural de un periódico, nada más aparecer el libro. El continente periodístico, el contexto de orientación al lector, la deuda que con él se tiene, el lenguaje que se precisa para ser entendido por un público amplio, culto pero no necesariamente especializado, el tamaño razonable de una crítica para ver la luz en un diario (el número medido de palabras que la crítica ha de tener), todas ellas son condiciones que lejos de entender como una limitación han de ser vistas como un reto del que puede obtenerse mucho provecho. Al especialista le obliga en todo caso a una mayor contención y claridad.

     Cada crítica de las incluidas en el libro que el lector tiene en las manos tuvo su momento. Y para el suplemento cultural y ese momento fueron escritas. Pero han sido muchos los colegas y amigos que me animaban a reunirlas. Al preparar el libro, observándolo como conjunto, he visto que pueden trazar un cierto panorama crítico de lo que la narrativa española ha dado en los últimos nueve años, que acaso sirva de orientación a estudiosos, también a autores y lectores de la otra orilla de la lengua española, a hispanistas extranjeros o simplemente curiosos o interesados en el tema. Y con tal voluntad compendio ahora una selección de ellas, que voluntariamente he querido ajustar al número convencionalmente redondo de cien autores.

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]